SAN DIEGO.- Desde medidados de marzo del año pasado, padres de familia interpusieron la primera demanda en contra del Distrito Escolar Unificado de San Diego (SDUSD) y el Gobierno del estado de California bajo el alegato de “no proporcionar aprendizaje en persona como es requerido por la ley, dese que comenzó la pandemia de COVID-19”.

El otro argumento de la primera demanda es que “el distrito falló en proporcionar igual acceso al aprendizaje a distancia a los estudiantes más desfavorecidos”.

Pero eso no fue todo pues el 29 de noviembre del año pasado, una corte federal de apelaciones concedió una solicitud de una alumna de 16 años de edad de Scripps Ranch High School, apoyada por sus padres.

Razones religiosas

La corte federal de hecho bloqueó el mandato de la vacuna COVID-19 del SDUSD, a un día de que los estudiantes recibieran su primera dosis.

La demanda identificada con el seudónimo de Jone, Jane y Jill Doe, argumenta que las creencias religiosas de la estudiante de preparatoria, concretamente por lo que hace a su oposición al aborto, le prohiben que le suministren la vacuna.

Pero…sostienen mandato

No obstante, durante la primera semana de diciembre de 2021 (15 días antes de la fecha límite), la corte federal de apelaciones sostuvo el mandato de vacunación del segundo distrito escolar más grande de California.

La resolución de la corte fue entonces basada en el supuesto de que “los apelantes no han demostrado la posibilidad de establecer que el mandato se implementó con el objetivo de suprimir las creencias religiosas, en lugar de proteger la salud y la seguridad de los estudiantes, el personal y la comunidad”.

El hecho es que en este nuevo año el distrito escolar no ha hecho mención alguna de estas demandas y continuado con su política de mandato de aplicación de pruebas, utilización de mascarillas y vacunación obligatoria en prevención del COVID-19,  a estudiantes (desde niños de 5 años en adelante) y adultos: (personal académico, administrativo y de intendencia).

Las cifras

Y de acuerdo con sus propias cifras informó que al 17 de enero el 71% de los estudiantes en las edad que va de los 12 a los 15 años, habían recibido vacuna (parcial o completamente). Asimismo, el 83% de los alumnos de 16 años o más (parcial o completamente).

SDUSD también indicó que del 30 de enero al 5 de febrero de este nuevo año, 1659 personas resultaron positivos en las pruebas de detección, y de esta cantidad, fueron 1576 estudiantes (que representan el 1.63% del total) y 83 del personal (el 0.51%), dieron positiva a esa fecha.

Pero en contraste, reveló en su ‘Dashboard’, de 32,955 personas a las que se le hizo la prueba de detección del coronavirus, 32,713 resultaron negativos  (TOS Antígenos)* y solamente 242 resultaron positivos (TOS PCR)*.

Igualmente, hasta el 4 de febrero del presente, 904 estudiantes se encontraban ausentes de las aulas debido a que presentaron síntomas asociados al COVID-19, de acuerdo con el distrito escolar.

*TOS (Tested On Site, o pruebas en sitio).

Se define Antígeno como una sustancia (o una combinación de sustancias) capaz de desencadenar una respuesta inmune protectora cuando este se introduce en el organismo.

PCR, por sus siglas en inglés o “Reacción en Cadena de la Polimerasa” que no es otra cosa sino una prueba de diagnóstico por medio de una amplificación del coronavirus para detectar si es portadora o no del virus.

El Distrito Escolar Unificado de San Diego atiende a más de 130 mil estudiantes y tiene alrededor de 15,800 empleados.