Rinde para 6-8 porciones

Ingredientes:

• 1/3 taza de miel

• 1 ½ libras de muslos de pollo sin piel

• ¼ taza de cátsup (o salsa de tomate con un toque de vinagre)

• ¼ taza de salsa de soya baja en sodio

• 1 ½ cucharadas de aceite de canola

• ½ cucharadita de pimienta molida

• ½ taza de cebolla dulce, picada

• 1 taza de hongos, fileteados

• 2 dientes de ajo, picados y  machacados

• 2 zanahorias, ralladas

• 1 tallo de apio, en rodajas finas

• 1 taza de quínoa

• 1 ¼ tazas de agua

Decoraciones opcionales:

• ½ cucharada de semillas de ajonjolí tostadas

• 3 cebollitas, en rodajas finas

 Preparación:

Coloca el pollo en forma pareja dentro de la olla de cocción lenta. En un tazón mediano, agrega la miel, la cátsup, la salsa de soya, el aceite de canola y la pimienta molida. Mezcla los ingredientes y deja a un lado. 

En un tazón mediano, agrega todas las verduras (desde la cebolla hasta el apio) y luego agrega el adobo de miel al tazón. Revuelve hasta que todas las verduras estén cubiertas y luego vierte todo sobre el pollo. Tapa la olla de cocción lenta firmemente, prográmala para cocinar a fuego lento y cocina durante 6 horas. 

Aproximadamente 20 minutos antes de que el pollo esté cocido por completo, prepara la quínoa colocándola primero en un colador de malla fina. Enjuaga la quínoa con agua y luego pásala a una cacerola. Calienta la quínoa a fuego medio hasta que percibas su aroma y escuches que las semillas comienzan a “explotar”. Agrega agua, cubre la olla, baja la llama del fuego y cocina al vapor durante 15 a 18 minutos. Una vez cocida, esponja con un tenedor y deja a un lado. 

Una vez que el pollo esté cocido, desmenúzalo usando dos tenedores. Sirve el pollo sobre la quínoa y las verduras cocidas al vapor. Cubre el pollo y la quínoa con una cucharada del adobo de miel. 

*Opción: Decora con semillas de ajonjolí tostadas y rodajas de cebollita.