El veterano Luis Fonseca, inmigrante nicaragüense deportado hace 24 años, regresó este lunes a California con un permiso humanitario para continuar su caso al lado de sus familiares.

Fonseca, de 65 años de edad, sirvió en el batallón de artillería 193, estacionado en la zona del Canal de Panamá.

“Desde niño quise ser soldado, y al venir a Estados Unidos supe que tenía esa oportunidad, para servir a mi país con honor”, dijo el veterano en una conversación con Chula Vista Today momentos antes de cruzar a California por la garita de San Ysidro.

Al otro lado, en el condado de San Diego, le esperaban sus hijos, dos mujeres y un hombre, y sus cuatro nietos, a quienes hasta ahora iba a conocer.

Cuando Fonseca fue deportado en 1998, regresó a vivir dos años a su natal Nicaragua, pero “ahí no me sentía seguro”, dijo, “porque era soldado estadunidense” en un país que había hecho una revolución y todavía durante la Guerra Fría, en la que los soviéticos ayudaban a armarse a Nicaragua.

Así que decidió buscar a otros veteranos deportados y convivir con ellos en Tijuana, donde vivió casi 22 años.

Explicó que él siente que Estados Unidos es su país, “por eso estuve dispuesto a dar mi vida”, dijo, y declaró con un asomo de lágrima que lo que más lamenta “es no haber visto crecer a mis nietos”.

Héctor López, el director adjunto del Centro Unificado de Recursos para Veteranos Deportados de Estados Unidos, dijo que se alegra que Fonseca pueda regresar con su familia.

“En los últimos meses tres de nuestros compañeros han regresado a Estados Unidos pero después de muertos, que es cuando permiten a las familias que los lleven”, dijo.

Ramón Castro, regidor del consejo de gobierno de la ciudad de Brawley, fue quien recogió a Fonseca en Tijuana para acompañarlo a través de la garita a entregarlo a sus familiares.

Castro dijo sentirse contento “por las políticas que han permitido que veteranos como Luis Fonseca regresen con permiso humanitario”.

El regidor dijo que ahora Fonseca podrá disfrutar a atención médica y de beneficios que ya le ofrece la Administración de Veteranos.