MADRID – Justo cuando pensabas que el Real Madrid pronto terminaría la carrera por el título de la liga española, el Barcelona dice “bombea tus frenos” y le da a Los Blancos una humillación absoluta en casa. 

El domingo por la noche, el Real Madrid ingresó a El Clásico con una ventaja de 15 puntos sobre el Barcelona en la tabla de la liga, sentado cómodamente en el asiento del conductor mientras la temporada llega lentamente a su fin. 

La semana pasada, el Madrid tuvo esa increíble remontada ante el París en la Copa de Europa, seguida de una victoria ante el Mallorca pocos días después. Este tramo hizo que muchos fanáticos del fútbol y expertos pensaran que el Madrid mantendría ese impulso de cara a esta noche contra sus mayores rivales en el fútbol. 

Sin embargo, ese mismo rival también ha estado ganando terreno silenciosamente en las últimas semanas. Barcelona entró en la noche con una racha de 5 victorias consecutivas, llegando en un buen momento cuando su entrenador, Xavi Hernández, tiene al equipo jugando un fútbol limpio e increíble, el tradicional estilo de fútbol tiki-taka por el que los catalanes son conocidos.

Con Xavi, un renacimiento del Barza

Desde la marcha de Leo Messi a París durante el verano, el club catalán tuvo un comienzo lento en La Liga, perdiendo muchos puntos ganados en la primera mitad de la temporada. Pero la llegada de Xavi ha sido un renacimiento lento y constante, pero brillante, para el club. 

Y el domingo por la noche, no fue la excepción. El ímpetu del Barcelona de Xavi no paró en este choque de gigantes españoles. 

Desde el inicio de este Clásico, se tenía la sensación de que el Barcelona no temía que el actual líder de La Liga fuera el anfitrión. El Barcelona le provocó pérdidas de balón al Madrid desde el primer momento. 

Después de los primeros 10-15 minutos, cada posesión del Barcelona fue limpia, bien organizada y potencialmente peligrosa para el equipo local. Siguieron llamando a la puerta de una defensa muy consolidada y experimentada que estaba formada por Dani Carvajal, David Alaba, Eder Militao y Nacho. 

Pero no importaba. 

El primer gol, silenció al estadio

En el minuto 29 del primer tiempo, Aubameyang del Barcelona anotó el primer gol de la noche, dando como resultado un Santiago Bernabéu tan silencioso que se podía escuchar a los jugadores y cuerpo técnico del Barcelona festejando con alegría desde los 40 metros de altura del histórico estadio. 

Pasan menos de 10 minutos y bum, otro. 

Se podía ver alrededor del estadio que los fanáticos del Real Madrid esperaban un dominio completo para el resto del partido en la capital española. 

El público disfrutó del partido pero al final los hinchas del equipo merengue tuvieron que aceptar que su equipo no tuvo nada que hacer ante la calidad del Barcelona. Foto: Guillermo Mijares/Especial para El Latino San Dioego.

Y eso fue. 

Barcelona pasó a anotar dos más en la segunda mitad, lo que resultó en una victoria de los catalanes por 4-0. Y uno podría argumentar que esto podría haber terminado aún más feo. El Barcelona desaprovechó 2 o 3 oportunidades de gol increíblemente abiertas en las que no aprovechó durante el partido. Pero aún así, el dominio se produjo ante nuestros ojos en una fría noche de domingo madrileña. 

Asumió la culpa

El entrenador del Real Madrid, Carlos Ancelotti, asume toda la culpa de esta vergonzosa derrota, pero sigue siendo optimista para el resto de la temporada. El entrenador italiano dice que el equipo seguirá con la cabeza alta ya que todavía tienen casi 10 puntos sobre el segundo clasificado en la tabla de la liga española. 

“He fallado en la preparación del equipo para este partido, es una pérdida que nos agota porque sabemos lo importante que es jugar contra el Barcelona”, dijo Carlos Ancelotti. “Por mucho que duela esta derrota, tenemos que recordar que todavía tenemos 9 puntos sobre el segundo lugar de la liga”, agregó. 

“Estoy muy feliz, muy orgulloso”: Xavi

Y en cuanto al equipo ganador de la noche, Xavi Hernández dice que esta noche ha sido un reflejo del proyecto que está gestando el club catalán. 

“Estoy muy feliz, muy orgulloso”. dijo Hernández. “Esta noche fue una noche en la que los fanáticos del Barcelona pueden empaparse y disfrutar porque no teníamos muchas cosas que celebrar en la memoria reciente, especialmente en los últimos partidos del Clásico”, agregó. 

Este es el camino, este es el proyecto y así debemos competir de cara al futuro”, dijo Xavi sobre el futuro del Barcelona por delante. “Al derrotar a un Madrid que entraba en una buena racha ganadora, demostramos que podíamos competir contra nadie hoy en día”, añadió Xavi. 

“¿Qué tipo de club eres? ¡¡¡De los que se van temprano!!!”

Esas fueron las palabras que gritaron los hinchas del Barcelona desde lo alto del cuadro visitante, cuando se vio a los madridistas caminando hacia las salidas del Bernabéu, alrededor del minuto 65 y en adelante.

Y esos mismos Madridistas pueden seguir caminando, porque sus mayores rivales han encontrado un resurgimiento en esta temporada, y ahora están todavía en la carrera por el título de la liga española. 

La euforia inicial de los aficionados del Real Madrid se convirtió en silencio por cada gol anotado por el equipo visitante, pero el amor a los colchoneros sigue vigente. Aquí un aficionado portó orgulloso, en su entrada al Santiago Bernabeu, el símbolo de la corona del equipo blanco. Foto: Guillermo Mijares/Especial para El Latino San Diego.