SAN DIEGO.- Don Carlos Alegre y la enfermera María Ponce de León pasaron a la historia por haber tenido la fortuna de ser los dos primeros del sur del condado de San Diego, en recibir la vacuna de prevención al COVID-19, en los hospitales Sharp de Chula Vista y Paradise Valley de National City, respectivamente.

Y es que cuando ambos recibieron la dosis, la historia reciente ya registraba que desde la segunda semana de marzo de 2020 a la segunda semana de diciembre (en el que recibieron la vacuna), la pandemia se había esparcido en el estado de California y la mayoría de los estados del país, en forma alarmante.

Se empieza a relajar

Y baste advertir que del 17 de enero de este año a la fecha (en poco más de dos meses), el número de casos de contagio por COVID-19, aumentó en un millón 747 mil 588.

Aunque el uso de mascarillas para protección comienza para muchos “a ser cosa del pasado”, el COVID-19 y sus variantes siguen presentes.

Cumplidos poco más de dos años de que se detectó el primer caso en California, las cifras dadas a conocer al domingo 27 de marzo de 2022, por el Departamento de Salud de California, son elocuentes por si mismas:

Del 23 de enero al 19 de marzo del presente añose habían registrado en California 8 millones 843 mil 568 casos de contagio (un promedio de 2,001 diarios) o 4.9 por cada 100 mil habitantes.

Asimismo, del 9 de enero al 5 de marzo, se habían registrado 87 mil 954 fallecimientos; es decir, 54 diariamente, o el 0.1 por cada 100 mil residentes de California.

Motivos suficientes; Rastreo

del COVID-19 en California

Estas cifras, aunque revelan una disminución en el número de casos de contagio y muertes a causa o por complicaciones por el coronavirus, para un estado de más de 40 millones de habitantes, hay motivos suficientes para estar atentos.

Y es que al 17 de enero pasado en el sitio oficial “Rastreo del COVID-19 en California” se publica que a esa fecha se habían detectado 6 millones 735 mil 980 casos,  habiéndose reducido significavamente, sin embargo, la velocidad en el número de contagios y fallecimientos.

El suministro de poco más de 72 millones y medio de vacunas aplicadas, también es considerablemente mayor a los poco más de 67 millones que se registrasba de acuerdo con la última fuente mencionada, hace dos meses y medio. Y sin contar con la reducción  notable en el índice de positividad (o pruebas que arrojan resultado positivo), que se redujo de 21.5 a 1.3%.

El foco de alerta

Sin embargo, aunque de acuerdo con los datos oficiales al lunes 28 de marzo se habían aplicado un promedio diario de 23 mil 798 dosis, el porcentaje de de personas que ya habían recibido la vacuna en California era de 83.8% de la población elegible, siendo el foco de alerta el 16.2% restante, que aún no se ha vacunado.

“El riesgo de exposición e infección por COVID-19 continúa ya que varios californianos siguen sin vacunarse ni recibir refuerzos”, advierte el Departamento de Salud de California.

Y agrega que “la evidencia del mundo real sigue demostrando que la vacuna previene enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes. Los funcionarios de salud pública de California instan a los californianos a vacunarse y reforzarse (boost) lo antes posible”.

Recomiendan el refuerzo o ‘boost’

Concluye la fuente de salud pública de California que “se recomienda que todas las personas vacunadas, mayores de 12 años, reciban un refuerzo siempre y cuando (se les haya aplicado) su segunda dosis de la vacuna Pfizer o Moderna hace al menos cinco meses o hayan recibido la vacuna Johnson & Johnson hace al menos dos meses”.

Recuerda que quienes aún no lo han hecho, pueden hacer su cita en myturn.ca.gov o llamando al 1-833-422-4255 y para los menores de 18 años podrían requerir del consentimiento de sus padres o un guardián legal.