Depilarse en casa es una buena opción en este momento de aislamiento social ya que no se puede acudir a un salón de belleza o clínicas de estética, si eres de las que les gusta estar siempre bien consigo misma y no quieres recurrir a las cuchillas o cremas depilatorias te enseñaremos dos recetas para que te puedas depilar en casa ya que son ingredientes sencillos y muy económicos. 

Tal vez te quede gustando la cera casera ya que se usan ingredientes completamente naturales y no son agresivos para tu piel, adicional te van a brindar beneficios tales como obtener una piel más suave, exfoliación y eliminación de impurezas y reducción del crecimiento del vello. Aunque es un producto natural se recomienda que primero realices una pequeña prueba para confirmar que no se genere algún tipo de reacción desfavorable. 

Estas recetas no te quitarán demasiado tiempo y el producto se puede usar en diferentes áreas tales como piernas, axilas, área del bikini y en la parte superior del labio. 

Ingredientes: 

– 400 gramos de azúcar (2 tazas)

– 5 cucharadas de zumo de limón  (50 ml)

– Agua (la necesaria)

Preparación:

– Mezcla todos los ingredientes en una olla, se debe humedecer el azúcar sin que quede demasiado líquida.

– Ahora pon esta mezcla a fuego medio-alto hasta que comience a hervir (mientras tanto se debe revolver la mezcla constantemente)

– Cuando ya se llegue al punto de ebullición pon la llama a fuego lento y deja allí por unos minutos más para asi lograr obtener una mezcla  un poco espesa (no lo dejes por mucho tiempo ya que se puede quemar)

– Si la mezcla ha obtenido un color dorado quiere decir que ya está lista, deja reposar en un lugar fresco a temperatura ambiente.

– Cuando la pasta esté tibia y tenga una consistencia pegajosa se puede proceder a la aplicación. 

Aplicación:

– Primero debes limpiar muy bien la zona que vas a depilar y luego aplica un poco de aceite de almendras o puedes usar talco si prefieres (esto sirve para que la cera no se adhiera mucho a la piel y así evitas maltratarla) 

– Con un palo de paleta o bajalenguas pon una fina capa en la dirección contraria al crecimiento del vello. 

– Ahora pon un pedazo de tela encima de la cera y presiona un poco, espera unos pocos segundos y tira de la tela para retirar los vellos.  

– Al terminar enjuaga muy bien la piel e hidratala. 

Recomendación: 

Es preferible que realices el proceso en la noche ya que la mezcla contiene limón y es un ingrediente que hace que la piel se manche con la luz solar .