SAN DIEGO.- Como ha ocurrido en otras temporadas, Los Padres de San Diego iniciaron la de 2022 ganando tres de cuatro partidos y sin siquiera haber jugado en casa.

Pero es sabido que los carmelitas suelen desinflarse como ocurrió la temporada anterior que jugando un buen buen nivel de béisbol, simplemente no resistieron la presión y fueron eliminados de todas las aspiraciones para poder estar presentes, al menos en los play offs o juegos de postemporada.

Con ‘El Santo de Espalda’ para los Padres de San Diego, otra temporada de frustración y tristeza para sus fieles aficionados, es la cabeza o titular y el sumario de una nota publicada en septiembre del año pasado, cuando se confirmaba de una gran media temporada, otra vez el equipo local ‘se desinfló’ al final.

Pero la historia es la prueba más objetiva de los descalabros sufridos por este equipo de grandes ligas que inició como franquicia en 1969.

En los 53 años de historia como franquicia, Los Padres de San Diego no han ganado ninguna serie mundia, aunque han conquistador el título de su división (la oeste de la Liga Nacional) en 7 ocasiones y acudieron en 2020 como ‘comodines’ pero hasta ahí han llegado.

De hecho, el equipo de San Diego tiene el nada envidiable récord de ser el único conjunto de California en no haber ganado ninguna serie mundial en California, habiendo perdido la de 1984 en contra de los Tigres de Detroit y la de 1998 vs. Los Cardenales de San Luis.

Para no continuar con este triste historial vale prender, una vez más, una vela de esperanza y como ha ocurrido siempre en más de cinco décadas, los aficionados están ahí en el estadio aplaudiendo (y no pocas veces rezando) por un mejor desempeño del equipo local.

Por estadio y por público para Los Padres de San Diego no para. El Petco-Park es uno de los más nuevos y bellos de Las Ligas Mayores de Béisbol y de sus aficionados, no hay duda de que es uno de los más fieles y entregados por completo a su equipo en el país.

Desde el punto de vista exclusivamente beisbolístico y dejando de lado la parte emocional y subjetiva, se indicó que las malas temporadas se han debido a que no han contado con un equipo de relevistas sólido y por lo tanto, han fallado ‘a la hora buena’.

El caso es que este 7 de abril, habiéndose resulto el riesgo de una eventual paralización, Los Padres de San Diego tienen una nueva oportunidad de corresponder a la fidelidad de sus seguidores y ellos sabrán si la aprovechan o no.

Hay un conocido refrán que reza que la esperanza muere al último y cada vez que se abre esa puerta. la afición acude al estadio de Petco-Park. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

Se afirma que fue la debilidad de los relevistas, pero hay más de medio siglo de historia adversa para el equipo local. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.