SAN DIEGO.- Mayo es el Mes de la Salud Mental, un tema que preocupa seriamente a las autoridades de la salud, pues es una realidad que millones de estadounidenses enfrentan y cada vez “mas personas que nunca están lideando con desafios emocionales asociados a la pandemia de COVID-19 y la agitación social que se vivió en todo nuestro país”, advierte la organización Salud Siempre (https://www.saludsiemprevc.org/noticias/mayo-es-el-mes-de-la-salud-mental).

Y precisa que “estos factores de estrés han amplificado la necesidad de conciencia pública y discusión sobre la salud mental como un componente clave en la salud en general”

Por ello vale destacar que el lunes 4 del presente mes de abril,el Cirujano General de Estados Unidos (US Surgeon General), Dr. Vivek Murthy, visitó la instalaciones de la YMCA Family Jackie Robinson y destacó la importancia de salvaguardar la salud mental y reconstruir la comunidad y la conexión a medida que nos recuperamos de la pandemia de COVID-19.

Atender a la Salud Mental Juvenil

El responsable de promover la salud pública en la nación destacó que en momentos en que la pandemia del coronavirus es un tema que provoca preocupación a nivel mundial, es particularmente relevante atender a la Salud Mental Juvenil.

Murthy aprovechó la visita para escuchar a jóvenes estudiantes de estudiantes de las preparatorias locales Gompers Preparatory Academy y Lincoln High School.

Luego de escuchar los puntos de vista de los escolares acerca del tema de salud mental en los jóvenes, el funcionario de salud adelantó que los compartirá con la Agencia de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

De acuerdo con una encuesta nacional, 1 de cada 3 estudiantes de preparatoria aceptaron tener sentimientos frecuentes de tristeza, desesperanza y en los casos más graves de depresión, una enfermedad que puede llevar a los jóvenes al suicidio.

En general, ello representa un incremento del 40 por ciento de casos desde el 2009 a la fecha; es decir hace alrededor de 13 años.

Pero como es sabido no solo en los jóvenes estudiantes sino en la población abierta en general se resiente el impacto de las enfermedades de salud mental.

Uno (a) de cada cinco en SD

Y es que desde hace varios años en las páginas de la sección salud de El Latino de San Diego se publicaba que en el Condado de San Diego, uno de cada cinco adultos ha tenido algún problema de salud mental “en algún momento de su vida”.

Pero debido al estigma existente relacionado con las enfermedades mentales, un tema que también fue abordado por el Dr. Murthy en su encuentro con los estudiantes, “impiden que los miembros de la comunidad Latina reciban la ayuda que necesitan para ellos mismos o sus seres queridos”.

Las personas que deambulan y duermen en las calles, banquetas y estacionamientos, conocidas popularmente como ‘homeless’ por su condición que les ocasiona la pobreza y la desesperación de no contar con un lugar en dónde vivir, se encuentran en serio riesgo de sufrir trastornos de salud. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

El reconocimiento tácito de la importancia que para el Condado de San Diego significa el aumento en los casos de enfermedades mentales en la población, detectado particularmente en muchas personas que deambulan por las calles de alguna de las 18 ciudades y las comunidades no incorporadas del condado, lo evidencia la operación del Hospital Psiquiátrico de San Diego localizado en el 3853 Rosecrabs Street San Diego, CA 92110-3115.

Prevalece el estigma

La Asociación Estadounidense de Psquiatría (APA, por sus siglas en inglés) ha advertido que estos estigmas han llevado a familias Latinas que tienen que lidear con personas con padecimientos mentales, confien más “en familiares, la comunidad, curanderos tradicionales o las Iglesias para recibir ayuda durante uina crisis de salud”, en vez de hacerlo con un profesional”, además de que se reconoce que muchas de las veces los afectados no tienen acceso a buenos servicios de salue mental.

Se suele indicar que los trastornos mentales por ansiedad, por depresión mayor y trastorno bipolar son los padecimientos mentales más comunes en Estados Unidos, pero lo cierto que las pruebas para detectar eventuales daños cerebrales o fisiológicos en las personas son, muchas veces, insuficientes para que los especialistas puedan emitir diagnósticos certeros, por la subjetividad que tienen implícitos las enfermedades de la conducta o del comportamiento humano y la gran cantidad de enfermedades de este tipo existentes.

Trastornos mentales más comunes

Quizás une  mejor aproximación, pero claramente aún muy insuficiente por la gran cantidad que esisten de este tipo de trastornos relacionados con la conducta o el comportameitno serían:

  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Trastorno de oposición desafiante.
  • Trastorno de la conducta.
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Síndrome de Gilles de la Tourette.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastorno por estrés postraumático
  • Trastorno bipolar
  • Esquizofrenia

El popular refrán de que “de músico, poeta y loco, todos tenemos un poco” ha sido en la práctica una verdadera señal de que la llamada ‘sociología de la locura’ es un padecimiento difícil de poder evaluar -aún para los psiquatras, neurólogos y psicólogos reconocidos- debido a la dificultad de poder contar con parámetros o estándares objetivos sobre las causas de las enfermedades mentales, terminando en suministrar medicamentos y sin encontrar el diagnóstico preciso.

Los síntomas más frecuentes

Aún así, se mencionarían como los síntomas más frecuentes que podría tener una persona que enfrenta a padecimientos mentales y que un paciente podría requerir de ayuda, los siguientes:

• Conducta inusual o irregular. Cambio repentino de humor, como un ataque de furia o una conducta que parezca inusual en esa persona.

• Problemas para concentrarse. Por ejemplo, si una persona comienza a olvidar cosas o parece desorientada o intranquila.

• Alucinaciones. ¿Suele la persona oír o ver cosas que los otros no oyen ni ven?

• Emociones demasiado intensas. Podrían estar anciosos por una actividad comun, como salir de la casa, o exhibir emociones (reír o llorar) que parecen excesivas o fuera de lugar.

• Dificultad en relacionarse con los demás. ¿Surgió algún problema repentino o se están repitiendo los problemas en la relación con los demás en el trabajo o en la escuela, o entre familiares y amigos?

• Una experiencia traumática. Si recientemente la persona sufrió la muerte de un ser querido, un accidente u otro acontecimiento importante que alteró su vida, esto puede tener un fuerte impacto en su salud mental.

Confunden condiciones de salud

Y por si fuera poco este ya de por si complejo fenómeno social se advierte que la Asociación Estadounidense de Psiquiatría ha alertado que los latinos con frecuencia confunden las condiciones de salud mental comunes, como son la depresión y la ansiedad, con el nerviosismo, casancio e incluso malestar físco, y suelen considerar que sería algo ‘temporal’.

De hecho,  de acuerdo con datos de seguimiento de la Agencia de Salud y Servicios Humanos del Condado de San Diego, los trastornos de salud mental se podrían relacional con el  abuso de alcohol y drogas y traen implíctos -entre otros factores- los riesgos de suicidio, cuya tasa aumentó de 12 a 14 casos por cada 100 mil habitantes, aunque estas cifras requieren de actualización.

Agencias disponibles

Vale hacer mención que a nivel nacional existen instituciones como el Instituto Nacional de Salud Mental (National Institute of Mental Health, NIMH), dependiente de los Institutos Nacionales de Salud, que tiene como objetivo reducir la carga de enfermedades mentales y transtornos de la conducta a través de la mente, el cerebro y el comportamiento. Su sitio de internet es: https://www.nimh.nih.gov/

Y el Condado de San Diego se puede llamar a la línea de crisis (888) 724-724 0 durante los 7 días de la semana que ofrece un servicio confidencial gratuito y recursos disponibles que ayudarían en este tipo de eventualidades de salud pública.