SAN DIEGO.- Un artículo publicado por la UC San Diego Health destaca el hecho de que “la neurocirugía es una de las ramas más desafiantes de la cirugía” (pues) “el cerebro humano con sus 100 mil millones de neuronas y 100 millones de conexiones, es posiblemente la estructura biológica más compleja que se conoce”.

El hecho, se anticipa en el artículo de información, en enfermedades complejas como es el caso de la epilepsia (entre otras) en las cuales  “los cirujanos a menudo deben operar dentro de los estrechos límites del cerebro, la médula espinal y el sistema nervioso”.

Por ello se destaca la contribución que está haciendo a la ciencia de la medicina la llamada Robotic Stereotactic Assistance (o en términos simples y populares para los hispanos, ROSA).

Y se señala en este sentido que “dentro del Departamento de Neurocirugía de UC San Diego Health, la tecnología de vanguardia está a la mano”.

Se agrega que entre “los muchos procedimientos en los que ROSA puede ayudar, quizás brille más durante la electroencefalografía estereotáctica (sEEG), un procedimiento de monitoreo intercranial”, sobre el que ya hemos publicado en la sección salud de El Latino San Diego, acerca de los avances que se han estado hacienda en UCSD.

¿En qué consiste?

De hecho, consiste -de acuerdo con la fuente de información- en una incersión de “10 a 20 electrodos delgados (menos de 1 milímetro de diametro, aproximadamente del grosor de una tarjeta de crédito) en el que el cerebro para mapear con precision las ubicaciones de las que emanan los ataques epilépticos”.

Se precisa que la neurocirujana de UC San Diego Health, Sharona Ben-Haim, introdujo sEEG en la región de San Diego hace cinco años, llama al procedimiento “ahora mucho más rápido y Seguro, y con la eficiencia y precision que solo una Plataforma robótica puede proporcionar”.

El caso de Sage Magaña

Asimismo se ejemplificó con el caso de Sage Magaña, de 18 años de edad y quien reside con sus padres en la ciudad de Vista, sobre quien se dijo “se sometió recientemente al procedimiento asistido por ROSA. (Y) hace dos años, le diagnosticaron epilepsia del lóbulo frontal, con un día típico ininterrumpido por hasta cinco convulsiones que duraban hasta cinco minutos cada una”.

A veces se necesitarían semanas para recuperarse por completo de los episodios más graves, se indica.

Algunos síntomas, descritos

en vos de la propia paciente

Y se pasa a enumerar algunos síntomas en palabras propias de la joven: “Me despierto después de una convulsion y cojeo, lloro, es horrible; tengo dolor en la cabeza, la mandíbula y la lengua y las mejillas de morderlos. Me ha quitado todo; ha detenido toda mi vida”.

Recuerda que “debido a sus convulsiones, Sage abandon la escuela secundaria después de su segundo año. Conducir es un recuerdo lejano. La suya no es la típica vida de una adolescente”.

Se aclara en el artículo de UCSD Health, que Sage Magaña dijo en su testimonio respecto al resultado de la prescripción de medicamentos que los medicamentos anticonvulsivos que probó “funcionaron un poco, pero no lo suficiente” y que la mayoría le provocaba efectos secundarios y adversos, como hacerla sentir “loca’ y “enojada cuando yono lo estaba”.

Sólo para casos de evidente

resistencia a medicamentos

Y se advierte en el artículo mencionado que “es probable que solo un tipo muy específico de paciente reciba sEEG, alguien para quien la cirugía cerebral se ha convertido en el último recurso debido a la epilepsia resistente a los medicamentos”.

Justamente, dado el historial medico de Sage y la recomendación que le hicieron los médicos especializados  Ben-Haim y Sherry Shih, director este último del Centro de Epilepsia del Instituto Neurológico de UC San Diego Health, luego de asistir a una conferencia multidisciplinaria sobre el caso.

Se indica, incluso, que la resonancia magnética de Sage, programada por Ben-Haim mediante la asistencia de ROSA “giró en las posiciones precisas para cada incersión”.

Planificados con gran precisión

“Cada uno de los electrodos está planificado con gran precision para entrar y termina ren una determinada parte del cerebro y para mapear características anatómicas específicas a lo largo de la trayectoria”, afirmó el doctor Ben-Haim, el único neurocirujano del condado de San Diego que actualmente realiza sEEG asistido por ROSA, en adultos.

Se aclara, no obstante, que Rady Children’s Hospital-San Diego tiene un Robotic Stereotactic Assistance para atender casos pediáticos.

El doctor Ben-Haim precisó que “el lugar donde van los electrodos es muy específico para cada paciente, según un estudio preoperatorio que hacemos”.

Y se recordó que con anterioridad al arribo de esta moderna tecnología para detectar padecimientos asociados al cerebro humano, “los neurocirujanos colocaban electrodos de rejilla, tira y profundidad para el monitoreo intercranial. (Pero) a menudo, estos procedimientos resultaban muy complicados”.