SAN DIEGO.- “Ahora que tenemos esto el líquido ya es saludable para todos”, es la opinión de Magali Rivera, estudiante de César Chávez Elementary School, sobre el agua potable que bebe en su escuela.

La pequeña estudiante es testigo de que el plan de brindar líquido de mayor calidad y con el más bajo nivel de plomo avanza con éxito en el Distrito Escolar Unificado de San Diego a través de la instalación de estaciones de hidratación con filtros certificados.

“(Sabe) muy rica, muy saludable, siempre el agua está fresca, me gusta”, señaló la joven alumna.

Desde abril de 2017, el Distrito Escolar Unificado de San Diego ha trabajado para evitar afectaciones en la salud de los estudiantes.

Esta es una muestra de las nuevas estaciones de hidratación. Foto José Antonio Avilés

“El staff estuvo muy bien al incorporarse para descifrar qué sucedía en nuestras escuelas y cuando hicimos pruebas descubrimos que también había plomo en nuestras escuelas e inmediatamente la junta buscó la forma para reducir la cantidad de plomo en ellas y como resultado, bajamos de 15 partes a 10 y ahora hasta una”, informó Sharon Whitehurst-Payne, presidenta de la Junta de Educación y del Distrito Unificado de San Diego.

Todo empezó como una iniciativa de prueba en el sector educativo pero en el 2020 se adoptó un plan de acción, por ello, el Distrito Escolar busca  proporcionar agua potable de calidad  en todos los planteles a través de los nuevos bebederos.

“Y el staff estuvo muy involucrado con los padres de familia, notificándolos, les enviamos mensajes, nos reunimos en persona e hicimos todo para reducir el plomo porque eso lastima a los niños, especialmente a esta edad”, declaró Sharon Whitehurst-Payne.

El programa de agua limpia del Distrito Escolar Unificado de San Diego fue desarrollado con el apoyo de las autoridades y actualmente se unen al esfuerzo socios comunitarios de la región al proporcionar botellas reutilizables de agua a los alumnos.

La fundación Rob Machado, el club de fútbol Loyal de San Diego y el Grupo de Investigación de Interés Público de California se han involucrado en este proceso. 

Todas las escuelas primarias del Distrito Escolar contarán con estaciones de hidratación a finales de 2023 y en el resto de las instituciones educativas se instalarán antes de que finalice el 2024.

ANTECEDENTES  DE AGUA CONTAMINADA

Hace cinco años se detectaron altos niveles de plomo en el agua potable que se abastecía en un par de escuelas de San Diego. Desde esa fecha, el Distrito Escolar tomó medidas para reducir el contenido de plomo cuando descubrieron que los niveles eran altos.