Por Adrian Quintanilla, Vicepresidente y Gerente General de AT&T

Según la Asociación de Gobiernos de San Diego, alrededor de 1 de cada 5 hogares de bajos ingresos en la región central de San Diego no tiene servicio de banda ancha en el hogar. El impacto desproporcionado se encuentra principalmente en comunidades de bajos recursos y entre poblaciones en donde predominan latinos y afroamericanos, de acuerdo a una encuesta del Pew Research Center realizada el año pasado.

Muchos hogares no se dan cuenta de que su estipendio de Internet a través del programa federal de Beneficio de Emergencia de Banda Ancha (EBB) terminó en marzo. Esto significa que las familias han perdido el estipendio del gobierno para su factura de Internet y ahora deberán volver a aplicar al programa federal ACP – Programa de Conectividad Asequible.

El internet (como ha puesto de manifiesto esta pandemia) es una necesidad fundamental y esencial, y la realidad es que un gran porcentaje de hogares, tanto rurales como urbanos, sencillamente no pueden permitirse una factura mensual de banda ancha a precio completo.

Muchas familias Latinas no saben que pueden combinar los beneficios federales con planes de internet de bajo costo como el plan Acceso de AT&T para obtener servicio de  internet gratuito.

¿Qué es la brecha digital? 

Millones de estudiantes del país, así como familias trabajadoras, siguen sin tener acceso a internet y a una tecnología adecuada, un problema nacional conocido como brecha digital. Esta brecha entre los que tienen acceso a computadoras y a internet y los que tienen un acceso limitado o nulo, está bien documentada entre las zonas rurales y urbanas.

Las Soluciones

Tenemos que informar a las familias de San Diego que hay recursos disponibles para ayudar a reducir los costos y obtener un acceso seguro a soluciones rápidas de internet.

El ACP es un nuevo programa gubernamental para ayudar a los hogares que tienen

dificultades para pagar el servicio de internet. La asequibilidad es uno de los principales obstáculos para reducir la brecha digital, y el ACP ofrece a los clientes que reúnen ciertos requisitos, beneficios federales que pueden aplicarse a sus servicios de internet doméstico o inalámbrico de AT&T, Cricket Wireless y otros proveedores.

El nuevo plan Acceso de AT&T de $30 dólares, cuando se combina con el beneficio federal de ACP, proporciona una opción de internet doméstica gratuita para los hogares que reúnen los requisitos necesarios. El ACP reduce el costo del servicio de internet hasta $30 dólares al mes (o hasta $75 dólares al mes para los que viven en tierras tribales que califiquen), lo que hace que el nuevo plan de $30 dólares de Acceso de AT&T sea gratuito para los hogares que reúnan los requisitos ($30 dólares menos $30 = $0 dólares).

Cómo pueden los habitantes de San Diego comprobar si son elegibles

al servicio de internet gratuito:

  • Los hogares que reúnan los requisitos para el ACP también tendrán derecho al plan Acceso de AT&T.
  • Visite acpbenefit.org para obtener más información y confirmar que es elegible al beneficio del ACP a través del Verificador Nacional del Gobierno Federal.
  • Después de verificar su elegibilidad, llame al 844-491-1197 en español (o al 888-708-1858 en inglés).  Verificaremos su aprobación de ACP y aplicaremos sus nuevos beneficios de ACP al plan de internet de Acceso de AT&T que esté disponible en su área.

Todos podemos ayudar a dar a conocer estos programas de asequibilidad compartiendo esta información con los grupos de asistencia locales, las familias que conocemos, los educadores y, por supuesto, haciendo que más empresas participen en las comunidades y en las donaciones filantrópicas, para garantizar que las personas que pueden beneficiarse más de programas como el ACP, se enteren primero.

Construyendo Juntos el Puente

El gobierno federal, las empresas de telecomunicaciones y las organizaciones sin fines de lucro están trabajando juntos, para proporcionar soluciones reales y tangibles que las familias de las zonas urbanas y rurales de San Diego, necesitan conocer.  Ya sea que los estudiantes estén aprendiendo a distancia o en las aulas, tener acceso a internet de alta velocidad y a dispositivos asequibles ayuda a garantizar resultados de aprendizaje exitosos. Y lo más importante de todo, reducir la brecha digital garantiza que los estudiantes hispanos de San Diego no se queden atrás, y que sus sueños no se vean postergados.