CHULA VISTA.- “Me metí a jugar a los 4 años y desde entonces no he parado para nada y he competido”.

Con esa convicción y firmeza en el amor al deporte del tenis habla Andrea del Castillo, en entrevista con el Latino San Diego.

La joven tenista, quien acaba de concluir sus estudios en East Lake Middle School y se encuentra en espera de su inicio de clases en East Lake High School anticipa con evidente satisfacción de que ahí si podrá formar parte del equipo, que no existe en la secundaria.

Andrea, con 14 años de edad y una década practicando el llamado “deporte blanco’ estuvo acompañada por su padre, Alejandro del Castillo, quien ha compartido sus experiencias y desafíos y con legítimo orgullo nos mostró fotos de la gran cantidad de trofeos y reconocimientos que su hija a obtenido.

“He jugado en varias (categorías); ahora compito en la de 14 o menores y a veces también más arriba y así puedo mejorar”, dijo la joven quien se ha destacado por sus buenas calificaciones escolares.

“También he competido en México muchas veces. He jugado en Hermosillo (Sonora) y en Toluca (Estado de México), pero más en Baja California”, dijo en referencia a los cinco municipios del vecino estado.

La joven tenista durante una devolución, en la cual se nota la destreza con la que maneja su raqueta. Foto-Cortesía: Alejandro del Castillo.
“Estilos y condiciones muy diferentes”

Aquí su papá, Alejandro, hizo una pauta y explicó para mayor claridad: “La competencia obviamente en este país es mucho más fuerte que en México, pero son estilos muy diferentes de juego y a ella le ayuda mucho el de vez en cuando ir a competir a México y medirse contra los competidores de allá porque son estilos totalmente distintos y obviamente aparte viajar a otra ciudad”

 “Ese viaje que hicimos a Toluca”, continuó Alejandro, “no es sencillo por la altura de la ciudad de Toluca. La pelota se mueve y viaja muy distinto por el nivel. Aquí estamos al nivel del mar y allá estamos a más de 2,500 metros de altura”.

La joven tenista en compañía de su padre, Alejandro en la oficina de El Latino San Diego, al término de la entrevista. Foto: Horacio Rentería.
“Un reto muy fuerte”

Otro detalle que fue compartido por su hija es el hecho, indicó Alejandro del Castillo de  “que se trata de una pelota distinta, la pelota vuela mucho; tiene que usar otras cuerdas para su raqueta y es una técnica totalmente distinta jugar allá. Un reto muy fuerte que tuvo ella al ir para allá porque nunca había jugado a una altura sobre el nivel del mar”.

Andrea ratificó lo dicho por su padre: “Cuando fui si me dio más miedo, me puse más nerviosa porque si era completamente porque si era completamente diferente y tuve que jugar diferente a mi juego”.

Y agregó respecto a su experiencia de jugar en las condiciones notablemente diferentes que significó para ella el jugar en el país Azteca: “Cuando fui allá fue una experiencia nueva para mi porque era la primera vez para mi viajando para allá. Y me senti como resultado pues bien porque fue la primera vez, pero si fue muy difícil al principio. Me enseñó mucho el jugar allá. Llegó un momento en que si tuvieron que parar el partido porque ya le faltaba aire, latidos de su corazón subieron más de lo normal”.

Vale decir que no era para menos, pues Alejandro confirmó que el tiempo de juego representó para Andrea 3 horas, 15 minutos.

Andrea durante la ejecución de un saque. Foto-Cortesía: Alejandro del Castillo.
Admiración por Osaka y Williams

Al preguntarle a esta admiradora de la tenista japonesa Naomi Osaka y la estadounidense Serena Williams ¿cuál es su mayor  sueño? Andrea no dudó en responder.

“Mi sueño, ahorita, sería llegar a ser una tenista profesional; jugar en un estadio con muchas personas viéndome y también otra cosa que también estaría muy padre es abrir mi propia academia y poder enseñar a estudiantes de cómo jugar este deporte”.

Y agregó en el mismo sentido quien pasa horas aprendiendo de juegos a través de la televisión: “El otro día fuimos a una Universidad y estaba muy padre. Pude ver ahí las canchas de tenis, pero sería muy padre tener una beca para poder jugar en universidades”.

Desde los 4 años, Andrea ha pisado las canchas de tenis, el llamado ‘deporte blanco’. Foto-Cortesía: Alejandro del Castillo.
Le ha enseñado los secretos del tenis

Especial agradecimiento tiene Andrea y su padre Alejandro con el trabajo de su entrenador Fernando Méndez quien le ha enseñado los secretos de este bello deporte y lo que ha puesto más contenta aún a esta joven tenista es que seguirá siendo su entrenador en High School (Preparatoria).

Con evidente curiosidad y modestia, que denotaba en su mirada, Andrea respondió con un sencillo “Sí” al comentario del reportero de que estos primeros pasos en la competencia del tenis son para esta adolescente Latina el comienzo de una carrera que podrá ser tan fructífera como su dedicación y confianza en si misma y el destino lo permitan.

Pero una cosa es un hecho, Andrea del Castillo es una joven que como tantos niños (as) y adolescentes son como una semilla que un día podrá germinar y que sin egoismo anticipa que uno de sus grandes sueños es poder enseñar lo que ha aprendido de este deporte “a otros niños (as)”, lo que la hace grande desde ahora.

¡Mucho éxito Andrea en tu desafío en el mundo del tenis!

Enseñar a otros niños (as) uno de los sueños de esta tenista en evolución constante. Busque la entrevista que se publica en la Edición Impresa de El Latino de San Diego.