Si aún no has empezado, estarás a punto: cenas y comidas de empresa y reuniones que darán paso a festejos familiares y con amigos. Un sinfín de eventos en los que quieres brillar y estar estupenda, pero que a la vez no te van a permitir descansar lo suficiente.

Esto sumado a los excesos propios de estas reuniones, acabará pasando factura, además de a tu silueta, a tu piel, en forma de ojeras, bolsas, mala cara, tono apagado, deshidratación…

Te acercamos algunos consejos para cuidar tu piel:

1 – El desmaquillado es obligatorio: Sí sabemos que llegas agotada y solo tienes algunas horas para descansar, pero ni se te ocurra irte a la cama sin haberte limpiado el rostro. Solo necesitas 5 minutos para eliminar el maquillaje y al día siguiente tu piel te lo agradecerá.

2- Hidratación, lo más importante: Para que una piel brille y esté radiante es fundamental que esté bien hidratada. Las fiestas, unidas al clima de la época, pueden provocar deshidratación por el consumo excesivo de alcohol o la mala alimentación. Así que estos días, especialmente, hidrata a conciencia tu rostro, por la noche, antes de acostarte, y cada mañana.

3- Especial atención al contorno de los ojos: El cansancio se refleja sobre todo en la zona del contorno de los ojos, en forma de ojeras, bolsas y arrugas. Por eso en estas freuniones es fundamental que dediques unos minutos a esta delicada zona del rostro. Por la mañana y por la noche, no olvides utilizar una crema específica. Si te levantas con los ojos hinchados, coloca dos rodajas de pepino o dos algodones empapados en manzanilla durante unos minutos.

4- Un sueño más reparador:  Ya sabemos que por la noche la piel aprovecha para renovarse. Las horas de sueño (7-8) son fundamentales, pero estos días que, seguro que te cuesta dormir lo suficiente, puedes ayudar a tu piel a descansar y regenerarse aplicándote, después de la limpieza, una mascarilla nocturna o un tratamiento especial para ayudar a esa reparación.

5- Mascarillas reparadoras: Saca tiempo, antes de acostarte, por la mañana, antes de prepararte para alguna cena… para una mascarilla facial, una o dos veces a la semana. Las mascarillas son una dósis de hidratación, reparación, nutrición para tu piel y algunas no necesitan mucho tiempo, en solo 5-10 minutos estarás lista y notando sus efectos.

6- No te olvides del cuerpo: Es cierto que en esta epoca solemos enseñar demasiadas partes de nuestro cuerpo, pero quizás hayas elegido un look en el que se te vea el escote, la espalda, los brazos, incluso las piernas… Así que no descuides tu cuerpo, hidratándolo después de la ducha. Además, si ves la piel muy blanca, incluso oscura, utiliza una hidratante con color, o un producto con destellos dorados.