La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) autorizó este martes 17 de mayo la ampliación de elegibilidad para la dosis de refuerzo de COVID-19 de Pfizer-BioNTech para niños de 5 a 11 años de edad.

Como es del dominio público, el 3 de enero de este año, la agencia federal había autorizado la aplicación de una sola dosis de refuerzo para administrarse en personas de 12 a 15 años, “después de completar la vacunación primaria con la vacuna” antes mencionada.

 El Doctor en Medicina Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica, “la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech, es eficaz para ayudar a prevenir las consecuencias más graves (del coronavirus) en personas de 5 años o más”.

Indicó la agencia federal que “desde que se autorizó la vacuna para niños menores de 5 años (de edad) en octubre de 2021, los datos emergentes sugieren que la eficacia de la vacuna contra el COVID-19 disminuyen después de la segunda dosis de la vacuna en todas las poblaciónes autorizadas”.

“Superan riesgos conocidos y potenciales”

Agregó en el mismo sentido que “la FDA ha determinado que los beneficios conocidos y potenciales de una sola dosis de refuerzo de la vacuna Pfize-BioNTech COVID-19 para niños de 5 a 11 años de edad, al menos cinco meses después de completar una serie primaria superan sus riesgos conocidos y potenciales”.

Asimismo, precisó, “la dosis de refuerzo puede ayudar a brindar protección continua contra el COVID-19 en este grupode edad y en los mayores”.

De acuerdo con la  FDA “desde que se autorizó la vacuna para niños menores de 5 años en octubre de 2021, los datos emergentes sugieren que la eficacia de la vacuna (contra el virus) disminuye después de la segunda dosis de la vacuna en todas las poblaciones autorizados” (o elegibles).

Omicron, un enemigo que amenaza a infantes

Por su parte el comisionado de la FDA, Doctor en Medicina Robert M.Califf, “si bien ha sido en gran medida el caso de que COVID-19 tiende a ser menos grave en niños que en adultos, la ola de omicron ha visto a más niños enfermarse con la enfermedad y ser hospitalitalizados, y los niños también pueden experimentar efectos a más largo plazo, incluso después de (ser) inicialmente uina enfermedad leve”. Y concluye la FDA que “la vacunación sigue siendo la forma más eficaz de prevenir el COVID-19 y sus graves consecuencias, y es segura. Si su hijo es elegible para la vacuna Pfizer-BioNtech COVID-19 y aún no ha recibido su serie primaria, vacunarlo puede ayudar a protegerlo de las consecuencias potencialmente graves que pueden ocurrir como la hospitalización y la muerte”.