SAN DIEGO.- San Diego Wave Fútbol Club ha ganado sus primeros tres partidos para comenzar la temporada regular después de derrotar a  Chicago Red Stars 2-1 el domingo por la tarde en Estadio Torero.

 La victoria coloca a San Diego (3-0-0) con nueve puntos y por delante del otro equipo de expansión, Angel City FC, que actualmente ocupa el segundo lugar en la tabla.

“Estoy inmensamente orgullosa de cómo se han comportado, cómo están jugando, cómo se están desempeñando”, dijo el entrenador asistente de San Diego Wave, Rich Gunney. “Chicago llegó con mucho corazón y determinación, especialmente al final”.

La delantera Alex Morgan convirtió un tiro penal al minuto 56 para darle al equipo local la ventaja siendo su quinto gol en los últimos dos partidos con la defensora, Kaleigh Riehl, agregando lo que resultó ser la anotación de la victoria al minuto 89.

La mediocampista Kristen McNabb (#14) brincando en celebración com sus compañeras de equipo al final de la victoria de San Diego Wave sobre Chicago Red Stars

 “No nos sorprende, hemos trabajado mucho en el campo de entrenamiento y nuestro personal realmente nos ha preparado bien”, dijo Riehl. “Hoy no fue necesariamente nuestro mejor juego, pero pudimos aguantar y usar esa mentalidad”.

Justo cuando parecía que San Diego saldría con otra blanqueada, los visitantes anotaron al minuto 90 con un balón desviado por la delantera Ava Cook, pero no pudieron lograr otro gol durante los cinco minutos agregados para terminar el juego.

 La frustración de la portera Kailen Sheridan por el desafortunado gol que le impidió una tercera blanqueada consecutiva se mostró cuando recibió una tarjeta amarilla por patear el balón fuera del campo.

San Diego Wave ahora emprende una gira de cuatro juegos a partir del miércoles 18 de mayo contra Racing Louisville seguido  con un enfrentamiento contra las campeonas defensoras de la Challenge Cup, North Carolina Courage, el domingo 22 de mayo. El equipo no volverá a jugar otro partido en Torero Stadium hasta el 8 de junio cuando se enfrenten a los Portland Thorns.