SAN DIEGO.- Dentro de las malas noticias que en los últimos meses han impactado a la economía local y regional por el aumento generalizado de precios (inflación), hay una que puede considerase como buena.

Y es que en el mes de abril el desempleo en el condado de San Diego cayó a 3%, con lo que superó el 3.4% (revisado) del mes de marzo, ya considerado bajo y extraordinariamente bajo si se le compara con las tasas  que flucturaron entre el 7 al 11% registradas al inicio de la pandemia de COVID-19.

Entonces las solicitudes de desempleo alcanzaron “niveles históricos”, tanto en California como a nivel nacional.

De acuerdo con el Departamento de Desarrollo del Empleo de California (EDD, por sus siglas en inglés), la tasa de desempleo de abril reciente “también fue considerablemente menor que la de abril de 2021”, cuando la tasa fue del 7.3%; es decir, una reducción de 4.3 puntos porcentuales, lo que refleja una notable mejora.

Mejor que la tasa estatal y nacional

Otro dato significativo en este sentido es que comparando las tasas de desempleo no ajustado en elm es de abril reciente (de 3.8% para California y 3.3% para la Nación), durante el mismo periodo, se puede observar la mejoría al reducirse el índice de desempleo en las ciudades y comunidades no incorporadas del condado de San Diego.

Además de que según el Departamento de Desarrollo del Empleo de California, “entre marzo y abril creció el empleo no agrícola”.

Según los datos divulgados por la agencia estatal de empleo, las nuevas fuentes de trabajo no agrícola se incrementaron en el periodo mensual comparado por 7,900 nuevas fuentes de trabajo, al aumentar de 1 millón 499 mil 800 empleos a 1 millón 507 mil 700 nuevos empleos.

Por su parte, los empleos agrícolas también crecieron en 400 nuevas plazas de trabajo, mes a mes.

Notable recuperación

Otros ramos de actividad que comienzan a observar recuperación, tras lo estragos causados al sector servicios por la pandemia de COVID-19 fueron los de “hocio y la hostelería (entretenimiento y hospedaje).

Este incremento, anticipa la fuente de información, puede considerarse significativo al agregarse a este sector turístico 4,300 nuevas fuentes de empleo.

Y precisa que los nuevos puestos agregados o adiciones estuvo principalmente concentrada en servicios de alojamiento y alimentación -hasta 3,500- seguida de las artes, entretenimiento y recreación con 800 nuevos puestos agregados.

Otro hecho significativo en la medida del empleo annual del EDD, es que de abril de 2021 a abril de 2022, el empleo no agrícola aumentó en 88,300, lo que significa alrededor del 6.2% de incremento, mientras el empleo agrícola se mantuvo sin cambio, año tras año. De hecho, el ocio y la hostelería lideraron el incremento interannual, agregando 42,600 nuevos empleos y los servicios de alojamiento observaron un repunte de 34,900 nuevos empleos, en tanto que las fuentes de trabajo en servicios y bares se incrementaron en 27 mil 500 nuevos puestos de trabajo.