SAN DIEGO.- Lo prometido es deuda y el congresista demócrata, Scott Peters, honró su palabra.

En efecto, la mañana de hoy martes 4 de agosto, el legislador  acudió a las instalaciones del Colegio Comunitario de Miramar para confirmar la entrega al Distrito de Colegios Comunitarios de San Diego (CDCCD, por sus siglas en inglés) de una subvención federal o ‘grant’ por $975,000 dólares.

¿El motivo? Contribuir a expander o ampliar un programa que proporciona libros de texto y recursos gratuitos en línea ahorrándoles el alto precio que significa tener que comprarlos, costo que, como es sabido, muchos estudiantes de bajos ingresos, simplemente no tienen para poder pagarlos.

Ya adelantabamos en una nota previa publicada en la Sección de Educación de El Latino San Diego que “en un tiempo en el que los libros de texto (físicos) parecen destinados a permanecer en los estantes en las casas de los alumnos, ante el riesgo de que los devoren los ratones y los insectos, o sean dañados por el agua y la intemperie, el precio de los mismos se ha incrementado, de 1978 a la fecha, en un 800%”.

Obviamente este elevadísimo aumento en los precios de los libros de texto físicos suele convertirse en un costo prohibitivo para muchos estudiantes, quienes en promedio gastan $1,200 dólares al año para poder contar con ellos.

Preocupado por ello y habiendo experimentado de manera propia esta difícil situación como estudiante, el congresista y ex regidor de la ciudad de San Diego, Peterson, fue determinante para la adquisición de este ‘grant’ contemplado dentro del Proyecto de Financiamiento Comunitario.

Y es que, dijo: “Los costos más bajos de los libros de texto, ayudan a los estudiantes de los colegios comunitarios a lidiar con una carga menos, mientras persiguen sus metas académicas”.

Destacó asimismo que ante el incremento en los costos de la matricula para los alumnos y en los libros de texto, destacan este tipo de programas de apoyo a quienes más lo requieren.