SAN DIEGO.-  Desde los salones de clases se impulsará el cuidado del medio ambiente porque la organización sin fines de lucro I Love A Clean San Diego formará alianzas en las escuelas del Condado de San Diego para promover acciones que eviten la contaminación del medio ambiente.

“Trabajaremos con las escuelas y sirviendo a los estudiantes para que puedan cuidar el medio ambiente y tener prevención sobre contaminación”, informó Ryan Mayeda, director de Educación de I Love A Clean San Diego.

Serán 800 estudiantes de diferentes planteles del sur de California los que recibirán capacitaciones a través de conferencias y con la realización de actividades.

Con este programa los estudiantes aprenderán los impactos que genera la contaminación en diferentes ecosistemas. Foto José Antonio Avilés

“Vamos a trabajar con muchas escuelas diferentes a largo de las vertientes de agua que desembocan en el puerto de San Diego, desde Otay, Sweetwater y en áreas como National City, Chula Vista, algunas partes de la ciudad de San Diego en Lemon Grove y potencialmente Spring Valley”, señaló Ryan Mayeda.

Con este programa los estudiantes aprenderán los impactos que genera la contaminación en los ecosistemas de San Diego y de esta manera  generarán conciencia para lograr cambios positivos.

“Si ven basura en el piso que la tomen y la depositen donde va o que les demos oportunidades e ideas que tal vez ya las tengan, si usan contenedores del mercado y si rehusan estos contenedores para otras cosas, la idea de reducir y reusar los recursos y si hay que reciclar también hacerlo, tener diferentes formas de reducir la basura que termina en el puerto de San Diego para reducir ese impacto”, destacó el director de Educación de la organización sin fines de lucro.

Las presentaciones serán con temas enfocados a las cuencas hidrográficas regionales, contaminación de aguas pluviales, conservación de océanos, desechos marinos, reducción de desechos y conservación de recursos. 

Los talleres comunitarios son gratuitos y aptos para toda la familia enfocados en los principios de desperdicio cero para llevarlo a la práctica en el hogar y en el trabajo. 

Con este proyecto los estudiantes se involucran en un aprendizaje integral sobre el medio ambiente a través de juegos, proyectos de arte, limpieza y exploración de la naturaleza donde tienen la oportunidad de actuar y convertirse en administradores ambientales de su comunidad. Este plan buscará formar nuevas generaciones que se involucren en la conservación de los ecosistemas en el Condado de San Diego.