INGREDIENTES

– Un pavo de unos 14 lbs

– 3 barras de mantequilla

– Romero, tomillo y hojas de salvia frescas

– 4 ramas de apio

– 1 cebolla y 4 dientes de ajo.

– Sal y pimienta.

PARA EL RELLENO

– 400 gr Cornbread

– 1 cebolla

– 100 gr de tocino en tiras

– 20-30 pasas

– 600 ml de caldo de pollo

PREPARACIÓN

PARA EL PAVO:

Mezclar la mantequilla, romero, tomillo y hoja de salvia finamente picados y untar generosamente sobre todo el pavo. Aplicar sal y pimienta en toda la superficie.

Forramos la punta de las patas con papel aluminio para que no se quemen y lo metemos en la bolsa de asar. Picamos el apio, ajo y la cebolla en trozos y lo metemos junto con el pavo. Cerramos la bolsa y la ponemos sobre una bandeja de horno.

Horneamos a 325º durante 2 horas y media colocando la bandeja en la zona central. Tras dos horas, ponemos una hoja de papel aluminio sobre la pechuga para que no se queme en exceso. Después de las 2 horas y media, apagamos el horno pero dejamos el pavo dentro hasta el momento de servir.

PARA EL RELLENO:

En una sartén mezclamos el tocino, apio y cebolla picada, y cuando esté transparente añadimos las migas de pan de máíz y el caldo, mezclando unos minutos hasta que quede una masa húmeda. El cornbread puedes sustituirlo por migas de pan.

Cuando todo esté listo, abrimos la bolsa de asar y recogemos los jugos con el apio y la cebolla, reduciéndolo para hacer la salsa de asado llamada gravy.
El pavo no lo trinchamos como si fuera un pollo en tajadas, sino que vamos cortando lonchas empezando en la pechuga. Los muslos, alas y demás piezas se deshuesan para que cada comensal pueda servirse solamente la carne.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.