INGREDIENTES

120 gr de mayonesa

2 cucharaditas de vinagre de manzana

1/2 cucharada de miel

1/2 cucharadita de sal

1 pizca de pimienta negra

½ repollo blanco, verde, o rojo, en juliana

1 zanahoria mediana, pelada y cortada en juliana o rallada

PROCEDIMIENTO

En un recipiente, bate junto la mayonesa, el vinagre, la miel, la sal y la pimienta.

Pela la zanahoria y rállala groseramente o tritúrala con un procesador de alimentos.

Elimina las hojas exteriores sueltas de la col y quédate con la parte redondita. Parte la col en varios trozos y luego pícala finamente en juliana.

Mezcla la zanahoria, la col y el aderezo en un recipiente, cúbrelo y mételo en la nevera para que enfríe hasta que esté listo para servir.

La coleslaw se puede hacer hasta 8 horas antes de comerla, pero hay que mantenerla en la nevera.

Si lo vas a hacer de un día para otro, puedes dejar picado la col y la zanahoria tapadas en dos recipientes separados. También puedes juntar los dos ingredientes y añadir una cucharada de sal para que la col no se humedezca y se mantenga crujiente durante más tiempo, incluso durante varios días.

La coleslaw recién hecha está en su mejor momento. Cuanto más tiempo lo dejes reposar, más líquido soltará la col rallada, y la ensalada se quedará demasiado mojada y empapada.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.