By Brea Jones

Compendio SciCheck

El cantante de música country Jake Flint murió inesperadamente el 27 de noviembre, pocas horas después de su boda. En las redes sociales se insinúa sin fundamento que Flint murió a causa de la vacuna contra el COVID-19. El cantante de 37 años de edad recibió su segunda dosis más de un año antes de su muerte y su representante dijo que la muerte de Flint “no estuvo relacionada de modo alguno” con la vacuna.

¿Qué tan seguras son las vacunas?


Historia completa

Más de 655 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 habían sido administradas en Estados Unidos hasta el 6 de diciembre, y el 80,5% de la población en EE. UU. había recibido al menos una dosis, según cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en español). 

Las vacunas utilizadas en EE. UU. (Pfizer/BioNTechModernaJohnson & Johnson y Novavax) fueron sometidas a ensayos clínicos antes de su autorización o aprobación para garantizar su seguridad y eficacia contra el COVID-19. Como hemos escrito anteriormente, la mayoría de las personas que reciben las vacunas experimentan efectos secundarios leves y temporales, o ninguno en absoluto, aunque pueden surgir eventos adversos en raras ocasiones. Los efectos secundarios generalmente ocurren a pocos días de recibir la vacuna. 

Pero desde que las vacunas contra el COVID-19 están disponibles, ha habido numerosas afirmaciones falsas y engañosas que asocian a las vacunas con la muerte o problemas de salud de artistas famososatletas y líderes mundiales

Ahora, publicaciones en las redes sociales insinúan infundadamente que el cantante de música country Jake Flint, de 37 años de edad, murió repentinamente a pocas horas de su boda a causa de la vacuna contra el COVID-19. 

Flint hizo público el hecho de estar completamente vacunado contra el COVID-19. El 21 de abril de 2021 tuiteo: “Totalmente vacunado al máximo y listo para hacer algunas pistas en Halifax o donde sea. Preferiblemente, Key West”. También compartió que recibió su primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer/BioNTech el 29 de marzo de 2021 y la segunda dosis el 19 de abril del mismo año, tras publicar su tarjeta de vacunación en su cuenta de Instagram, que fue eliminada. 

El 29 de noviembre, una publicación en Instagram compartió una captura de pantalla del tuit de Flint encima de un artículo que anunciaba su muerte, sugiriendo, sin ninguna prueba, que había una conexión. Otras publicaciones compartieron foros de la tarjeta de vacunación de Flint originalmente publicada por él en Instagram. 

Flint falleció mientras dormía el 27 de noviembre. Aunque no se ha anunciado la causa de su muerte, el representante de Flint respondió a las afirmaciones en las redes sociales con una declaración en E! News el 1 de diciembre en la que afirmaba que la muerte del cantante no fue causada por la vacuna contra el COVID-19. 

“Soy el publicista oficial de Jake Flint y su familia”, dijo Clif Doyal. “Puedo verificar por ellos, y por mi propio conocimiento personal, que la muerte repentina y trágica de Jake Flint no estuvo relacionada de modo alguno con la vacuna contra el COVID-19. A la espera de un informe oficial de su autopsia, no habrá más comentarios”. 

Vale la pena agregar que Flint recibió la segunda dosis de su vacuna más de un año y medio antes de su muerte. 

Traducido por Catalina Jaramillo.


Nota del editor: El Proyecto de Vacunación/COVID-19 de SciCheck es posible gracias a una beca de la Robert Wood Johnson Foundation. La fundación no tiene control alguno sobre las decisiones editoriales de FactCheck.org, y los puntos de vista expresados en nuestros artículos no reflejan necesariamente el punto de vista de la fundación. El objetivo del proyecto es aumentar el acceso a información precisa sobre el COVID-19 y las vacunas, y reducir el impacto de información errónea.

¡No se quede fuera!

Manténgase informado; reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.