INGREDIENTES

225 gramos espagueti

1 cucharada de aceite de maíz

½ taza de cebolla blanca finamente picada

1 diente de ajo

1 Kilo de tomate rojo bien maduro

¼ de cucharadita orégano mexicano

2 cucharaditas de caldo de pollo en polvo

Sal y pimienta al gusto.

Para decorar:

½ taza de Queso Fresco desmoronado

4 cucharadas crema espesa

Hojas de perejíl

PROCEDIMIENTO

Cocina la pasta en una olla grande con 4 litros de agua hirviendo y 1 cucharadita de sal. Cocina según las instrucciones del paquete hasta que esté AL DENTE, por lo general unos 6 minutos. Retira la olla del fuego. La pasta no debe estar demasiado cocida en este punto, recuerda que se seguirá cocinando en la salsa.

Para hacer la salsa de tomate, comienza por poner a hervir 4 litros de galón de agua en una olla grande. Agrega los tomates y cocina por unos 8 minutos. Retira los tomates del agua y desecha la piel de los tomates. Puedes hacer una pequeña cortada en forma de cruz en la parte de abajo de los tomates para que sea más fácil quitarles la piel.

Coloca los tomates en una licuadora junto con el ajo y la cebolla. Procesa hasta tener una salsa suave. Agregar un poco de agua, SOLO si la licuadora esta batallando para moler los tomates.

Calienta el aceite de maíz en una sartén grande. Usando un colador, vierte la salsa de tomate en la sartén. Cocina durante unos dos minutos a fuego medio-alto. Añada el orégano mexicano y los gránulos de caldo de pollo. Revisa la sazón para ver si necesita más sal. Ten en cuenta que el caldo de pollo ya lleva sal.

Mientras la salsa se cocina, escurre la pasta y agrégala a la sartén con la salsa de tomate. Siga cocinando por 2 minutos más a fuego lento. Deja que la pasta absorba algunos de los jugos de tomate antes de servir. Para servir la pasta, cúbrela con aproximadamente 1 cucharada (por plato) de la crema espesa mexicana, decórala con queso fresco desmenuzado y un poco de perejil.

NOTAS

Puedes agregar ¼ de cebolla blanca y una hoja de laurel al agua de cocción de la pasta.

En lugar de añadir la crema al momento de servir, puedes mezclarla con la salsa, para hacer de este un espagueti cremoso!

Si deseas usar tomates enlatados, ya sea picados o entreros, para esta receta, usa una lata de 28 oz. tonates enlatados o puré de tomate equivale a unos 10 a 12 tomates enteros, o alrededor de 1 kilo de jitomates.

Puedes cocinar la salsa de tomate con 1 o 2 días de antelación y guardarla en el refrigerador.

Esta pasta se puede guardar en el congelador, usa un recipiente o una bolsa para congelar. Para descongelar, coloca el recipiente o la bolsa en tu refrigerador durante la noche y vuelva a calentar en una sartén.

¡No se quede fuera!

Manténgase informado; reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.