Los niños son como el cemento fresco:

Todo lo que cae sobre ellos, deja una marca”

Hain Ginott

Por Beba Zárate

El mayor anhelo de un padre durante el proceso de la crianza de los niños debe ser lo siguiente: asegurarse que, además de tener lo necesario para un desarrollo físicamente saludable y tener un hogar seguro, es considerar la importancia de ayudarles, guiarlos y apoyarlos a desarrollar las capacidades y habilidades socio-emocionales y autoestima que les permitan ser independientes, autónomos y responsables, cualidades de gran ayuda durante su crecimiento y fundamentales en su vida adulta.

¿Qué pasa cuando los padres cruzan la línea de la protección a la sobreprotección?

Hay una línea muy delgada entre estos dos conceptos de protecciónόn y sobreprotección.  Primeramente el concepto de protección se refiere a la acción de cuidar, apoyar, ayudar, encaminar al niño por el sendero del aprendizaje, promoviendo la autonomía, estar presente en cada una de las etapas del desarrollo.

Mientras que la sobreprotección es todo lo contrario, esta práctica lleva al límite de lo inaceptable o de lo no tan saludable en la crianza de los hijos. Esto quiere decir que cuando hay esta práctica, los padres inhabilitan a los hijos en su crecimiento, habilidades y capacidades de aprendizaje.    

Por ejemplo: en general los niños, a la edad de entre 3 años a 5 años, ya pueden vestirse o tratar de peinarse por sí solos, pero los padres en lugar de permitirles que lo hagan por ellos mismos, ellos lo hacen. 

¿Cómo impacta la sobreprotección a los niños durante su crecimiento? 

Los impacta de una forma negativa ya que con esta práctica los padres NO les permiten

  • Crecer de acuerdo a su edad
  •  Explorar el entorno
  •  Hacer las cosas por ellos mismos
  •  Equivocarse

¿Qué causa la sobreprotección de los padres?

En sí es una respuesta compleja ya que cada padre/familia es un sistema distinto, por lo tanto, la crianza de los niños es única, con sus propios matices y retos que enfrentan durante el proceso de desarrollo. Lo que lleva a la sobreprotección puede ser desde un miedo a que los niños se equivoquen, evitarles la oportunidad de aprender de las diferentes situaciones que se presentan día con día (frustración, dolor y emociones).   Traumas no trabajados ni expresados, estilo de crianza especialmente el estilo de crianza permisivo (cuando los padres muestran poco afecto, les permiten hacer lo que los niños quieran, pocas reglas, inconsistencia en la aplicación de disciplina, poca comunicación, poco apoyo y guía). 

¿Cómo ayudar a los padres sobreprotectores en la crianza de los niños?

  • Crear conciencia del rol que desempeñan como padres y confiar en la capacidad de los niños en la etapa que estén
  • Motivarlos a buscar ayuda 

¿Qué pueden hacer los padres para evitar la sobreprotección en la crianza de los niños?

  • Trabajar en sí mismos, en sus miedos, creencias, traumas todo lo que pueda crear un conflicto en la crianza de los niños
  • Buscar apoyo en grupos de padres
  • Identificar que estilo de crianza están aplicando (hay cuatro estilos de crianza: Autoritario, Democrático, Permisivo-sobreprotector y Negligente)
  • Enseñarlos a solucionar problemas en lugar de resolverlos por ellos
  • Permitirles que se equivoquen, que lo intenten por ellos mismos
  • Motivarlos a hacerse responsables por sus propias acciones
  • Delegar responsabilidades de acuerdo a la edad, lo que les gusta hacer y capacidades del niño
  • Aplicar comunicaciónόn activa, objetiva, clara y coherente
  • Ser consistente y sobre todo PACIENTE

Beba Zárate

Family Coach,

Teacher, and Behavior Specialist

baliciaj@yahoo.com

Instagram:@vamos_aplaticar

Whatsapp: 619.496.3900