Los puntajes sombríos reflejaron la pérdida de aprendizaje profundo en matemáticas y lectura a escala nacional durante la pandemia. Foto: myFutureNC

(EdSource/Karen D’Souza).- Los puntajes sombríos de la Evaluación Nacional del Progreso Educativo de 2022 sacudieron el sector educativo, lo que subraya la pérdida de aprendizaje profundo en matemáticas y lectura a escala nacional durante la pandemia.

Un análisis realizado por un ex investigador federal senior de educación sugiere como factor la cantidad de estudiantes que faltaron a la escuela una cantidad considerable de días.

Sabemos por datos estatales que el ausentismo crónico, definido con frecuencia como faltar el 10 % del año escolar o aproximadamente dos días al mes, ha aumentado desde la pandemia, duplicándose en algunos estados.

Cada vez que se administra la prueba, se pregunta a los estudiantes cuántos días faltaron en el mes anterior. El investigador en educación Alan Ginsburg, ex director de Estudios de Programas y Políticas del Departamento de Educación en el país, analizó los resultados de esa pregunta de los últimos años y descubrió que la tasa de personas con bajos ingresos que tomaron el examen NAEP de cuarto grado y que reportaron faltar tres o más días el mes anterior pasó del 22 % en 2015 al 41 % en 2022.

La tasa de ausentismo en el mes anterior a tomar la NAEP pasó de 15% a 29% en el mismo período.