Servicios El Latino

editor@ellatino.net

Cada vez que enciendes el motor, la vida de tus pasajeros está en tus manos. No importa si solo llevas a los niños al colegio o si planeas un paseo largo en automóvil con tu familia, la seguridad al conducir debe ser tu prioridad en todo momento.

Aunque un seguro de auto puede proteger a ti y a tus pasajeros en caso de un accidente, la mejor defensa es la prevención. Aquí te presentamos algunas medidas de seguridad que puedes tomar dentro de tu automóvil para reducir los riesgos de un accidente y proteger a tus pasajeros.

  • Utiliza los cinturones de seguridad y asientos infantiles. Los niños siempre deben viajar en la parte trasera del auto y utilizar asientos infantiles dependiendo de su edad y tamaño. Además, todos los pasajeros deben utilizar cinturones de seguridad, aunque sea un viaje corto. Utilizarlos de forma correcta disminuye significativamente el riesgo de lesión y muerte en caso de un accidente.

  • Ajusta los reposacabezas a la altura correcta, asegurando que tu cabeza descanse directamente sobre ellos. Esto disminuye las posibilidades de sufrir lesiones en el cuello y la columna vertebral por el efecto latigazo si otro vehículo impactara la parte trasera de tu auto.

  • Instala ventanas eléctricas seguras. Evita que los dedos o brazos de tus pequeños queden atrapados al cerrar una ventana. Si el auto cuenta con un sistema eléctrico para abrir y cerrar las ventanas, revisa que el diseño de los botones impida activarlos accidentalmente. También existen ventanas con sensores especiales que automáticamente vuelven a abrirse al detectar que algo las obstruye.

  • Evita que tus niños abran la puerta mientras el vehículo está en movimiento. Existen seguros automáticos que se activan en cuanto avanza el vehículo o cuando alcanza cierta velocidad. También puedes instalar sistemas para controlar los seguros de las puertas traseras.

  • No dejes a tus pequeños solos en el auto, aunque solamente planees bajar un momento. Dejar a niños dentro del auto sin supervisión podría ponerlos en riesgo de ser secuestrados, quedar atrapados en el maletero, poner el auto en movimiento accidentalmente, sufrir golpes de calor debido a las altas temperaturas, o ser impactado por otro vehículo.

Para conducir con la paz y tranquilidad que tu familia merece no olvides seguir todas las recomendaciones de seguridad al conducir y platicar con un agente de seguros para confirmar que cuentas con la cobertura adecuada en caso de que ocurra lo inesperado

Distribuido por Contenido Latino