Horacio Rentería

horacio.renteria@ellatino.net

MEXICO, DF.- El equipo de fútbol sóccer de México Sub-17 conquistó la Copa del Mundo de la FIFA, en esta categoría, al imponerse a la seleción de Uruguay por 2 goles a 0.

Un partido emotivo y disputado fue el que tuvo lugar la tarde del domingo 10 de julio en el Estadio Azteca de la ciudad de México, en el que los muchachos mexicanos dieron el ejemplo no sólo a los jugadores mayores de su país, sino al mundo, de que cuando hay disciplina, un juego armómico y corazón, se puede todo.

En siete partidos resultó invicto la oncena azteca que conquistó el campeonato con goles de Antonio Briseño (al minuto 31) y Giovani Casillas (al 90 + 2), ayudado en la habilidad y categoría futbolística de Carlos Fierro.

Esta es la segunda ocasión que México obtiene la copa en la categoría, pues en octubre del 2005 los mexicanos sorprendieron al mundo al derrotar en la final al equipo de Brasil por 3 goles a 0. La Copa Mundial 2ub-21 se disputó en Perú y el conjunto azteca era entonces dirigido por Jesús Ramírez, resultando Carlos Vela, como campeón goleador. Y surgiendo la figura de Givoanni Dos Santos, hoy uno de los mejores jugadores del equipo mayor.

La victoria de la Sub-21, sin embargo, evidenció aún más las penosas derrotas que el equipo “B” ha sufrido en la llamada Copa América, donde en el pasado los equipos mexicanos habían actuado al menos con decoro.

La sustancia conocida Clenbuterol, encontrada en la sangre de cinco jugadores aztecas que fueron desechados de la Copa de Oro –no obstante a que el fallo inicial fuera modificado y los jugadores reinvindicados- y luego el involucramiento de ocho jugadores con prostitutas en la Copa América, representan dos fuertes manchas para el deporte mexicana.

Estas manchas no alcanzaron, no obstante, a los jóvenes menores de 17 años, que dieron un claro ejemplo no sólo a su propio país, sino al mundo, de que el respeto hacia si mismos, es el respeto hacia los demás y lo que al final, hace grande a las personas.

¡Felicidades a los campeones del mundo!.