Servicios El Latino

editor@ellatino.net

Cuando faltan escasas dos semanas para que arranquen los juegos de Postemporada o Play-Offs y el llamado Clásico de Otoño, los equipos de béisbol de las grandes ligas establecían diferencias en las tablas de posiciones, buscando estar en el magno evento y todo se resolverá en el presente mes de septiembre.

En la Liga Nacional, en la división del Este, los Filis de Filadelfia se encontraban –al momento de redactar esta información- en el liderato, sacando 12 juegos de ventaja sobre los Bravos de Atlanta y 24.5 sobre los Mets de Nueva York.

El Liga Central, a la cabeza se encontraban los Cerveceros de Milwakee, sacando 6 juegos a los poderosos Cardenales de San Luis Missouri y 14 a los Rojos de Cincinnati.

En el Oeste, loa Diamantes de Arizona continuaron con su sorprendente paso, manteniendo a los campeones mundiales, Gigantes de San Francisco, en el segundo lugar de la tabla a 7.5 juegos, y teniendo una notable, pero quizás tardía, recuperación, los Dodgers de los Angeles, se encontraban a 11 juegos del primer lugar. En una campaña para el olvido, Los Padres de San Diego estaban en el frío sótano a más de 20 juegos del primer lugar.

En la Liga Americana, Medias Rojas de Boston perdieron la ventaja que tenían y no sólo fueron desbancados del liderato por los siempre consistentes Yanquis de Nueva York, que les sacaban 3.5 medio juegos en la división del Este, mientras Tampa Bay seguía con esperanzas, a 6.5 juegos del líder.

En la división central, el puntero seguían siendo los enrachados Tigres de Detroit, quines sacaban 10.5 juegos a los Medias Blancas de Chicago, y 11 a los Indios de Cleveland.

En la división Oeste, Rangers de Texas aparecían como punteros, pero Los Angeles de California ‘ya le pisaban los talones’, a 2 juegos y muy lejos y casi sin posibilidades –salvo que ocurriera un milagro- los Atléticos de Oakland, a 16 juegos.