Expertas en salud reproductiva reclamaron el pasado 9 de septiembre, atención sobre las nuevas políticas sanitarias que “excluyen” al colectivo de mujeres latinas y que han recortado ciertos tipos de coberturas que afectan especialmente a este colectivo. “Más de cien restricciones a la salud reproductiva han sido promulgadas por los gobiernos estatales y locales en el primer semestre de 2011, el doble del número de proyectos de Ley restrictivos aprobados el año pasado”, indicó en conferencia de prensa la directora de Latino Initiatives, Destiny López. Según López, los políticos han recorta los fondos “para salvar vidas” en programas de detección de cáncer, control de natalidad, y en prevención y tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, que en la comunidad latina tienen más impacto que en el conjunto de la sociedad. En una conferencia de prensa organizada por Latino Officials and Advocates to Take Action, López insistió en que las mujeres latinas constituyen una población en crecimiento que “necesita” una atención de calidad y asequible en materia de salud reproductiva. “La mayoría de la comunidad latina no tiene un doctor personal, y la mayoría tampoco tiene una cobertura sanitaria”, apuntó la directora adjunta del Proyecto de Políticas de Salud del Consejo Nacional de La Raza, Jennifer Ng’andu. “Los nuevos planes de seguros deben ofrecer servicios de control de natalidad y de detección de cáncer, sin costos adicionales o copagos”, dijo la analista política del Instituto Nacional de Latinas para la Salud Reproductiva Rebeca Medina, agregando que en 2009 casi una cuarta parte de los pacientes que acudieron a planificación familiar en Estados Unidos, más de 620.000 personas, eran latinos.