Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatinonet.

SAN DIEGO.- El regidor Carl DeMaio continúa su campaña de solicitud de firmas de los ciudadanos que coincidan en que la iniciativa de una reforma integral de pensiones sea incluida en la boleta electoral de la ciudad en las elecciones del 2012.

Quienes respaldan la iniciativa consideran que la iniciativa, de ser aprobada por los electores, propiciará un ahorro a la ciudad de al menos $1.2 billones de aquí al 2040.

En este contexto, la mañana del jueves 8 de septiembre el concejal DeMaio, quien también es precandidato a la alcaldía de San Diego, participó en el llamado “Hall of Shame Awards” (Premios de la Verguenza de City Hall).

En conferencia de prensa a la que adució Lani Lutar, presidenta y CEO de the San Diego County Taxpayers Association (Asociación de Contribuyentes del Condado de San Diego) y Marcia Fritz, de The California Foundation for Fiscal Responsabilities (CFFR), se ironizó el pago de grandes sueldos a funcionarios con ‘la entrega (simbólica) de la estatuilla del Oscar y una alfrombra roja).

La entrega de los mismos inició con la exbibliotecaria retirada sandieguina Latina Anna Martínez, quien se dijo “hizo ingresos por $147,000 y ahora recibe una pension $232,000.

También se destacó el caso de los empleados retirados de la ciudad de San Diego, con el llamado: Defered Retirement Option Program (DROP, quienes están recibiendo, se dijo, pensiones que llegan hasta $299,000 dólares anuales.

Otros ‘premiados’ fueron el Oficial de Policía retirado, Glenn Gloss, quien –se dijo- recibió una pension de $2 millones, al retirarse a los 42 años de edad, cuando recibía $90 mil, en Ray Beach, Florida.

Un caso especial, mencionado por Marcia Fritz, fue el del “Superintendente de Fresno County Schools”, “un héroe nacional’, se ironizó aunque no lo mencionan por su nombre, quien donó su salario de $800 mil dólares, por sus tres años de servicio, “el cual exceed en 100% de su salario o sus vacaciones.

Indicó que estos ejemplos hablan por si solos de la situación de crisis y abuso en que se encuentra el sistema de pensiones, “y eso es algo que tenemos que arreglar si queremos salir de casa y encontrar orden a nuestro regreso”.