Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatino.net

SAN DIEGO.- Activistas urgieron a que se prohíba la distribución del nuevo juego denominado: Border Patrol.

El video-juego también identificado Sangent Games (Mr. Sang Nguyen), que de acuerdo con los activistas, exhibe a mexicanos disparando en la línea divisoria y tipifica tres tipos de mexicanos: los que cruzan droga, los nacionalistas, y los que sólo viven del ‘welfare’.

Organizaciones han expresado su rechazo al juego calificado por ellos como racista y discriminatorio de los mexicanos.

En este último se indica que el video-juego presenta a manera de burla a la típica mujer embarazada y su concurrencia a las oficinas de gobierno federal para solicitar ‘welfare’ (asistencia social).

“Y la Estrella de David en la bandera Americana con un sutil toque anti-semítico (en oposición a la raza judía), sugiere que los Estados Unidos han sido influenciados por intelectuales liberales judíos, quienes se pronuncian por la presencia de todos los inmigrantes”.

Organizaciones como Ángeles de la Frontera y la Iglesia Universalista coinciden en “esto naturalmente no es sorpresa tomando en cuenta que los sentimientos anti-inmigrantes y anti-semitas con frecuencia parecen ir de la mano”, se indica.

“Este juego que deja un mal sabor de boca trivializa la traumática y frecuentemente fatal experiencia de las personas que cruzan la frontera México-Estados Unidos y lo reduce a causalidades de nuestro sistema de inmigración”.

Ambas organizaciones recuerdan que alrededor de 500 personas mueren cada año en su intento de cruce en su búsqueda de mejores condiciones de vida para ellos y sus familias que las que tienen en sus países de origen, aunque muchas veces no lo consigan o pierdan la vida en su intento.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.