Una reciente encuesta conducida por analistas del mercado automotor de Kelley Blue Book puede traer importantes conclusiones para la industria. El más reciente sondeo rápido de inteligencia de mercado de la reconocida firma indica que no importa cuántos aditamentos sofisticados de alta tecnología pueda ofrecer un auto, lo que le interesa al grueso de los compradores promedio es qué tan bien se desempeña el vehículo en cuestión. Setenta y seis por ciento de quienes respondieron a la encuesta nacional dijeron que el desempeño es “más importante” que la alta tecnología. La conclusión no sorprende para nada a Mark Williams, analista de investigaciones de KBB, quien considera que la gente disfruta las ventajas de la tecnología, pero cuando se trata de gastar su dinero, para ellos es más importante “tener un vehículo que en la práctica sea confiable, especialmente ahora que la tecnología continúa evolucionando y eventualmente se vuelve obsoleta”. Los consumidores tienen fuentes alternativas, dice Williams, como el mercado de los accesorios para adoptar esas tecnologías sin tener que pagarlas por adelantado.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.