Washington, (EFE).- Los alumnos de escuelas públicas que completan exitosamente los programas de inglés como segundo idioma o de educación bilingüe de corto plazo tienen un mejor desempeño escolar que los que necesitan más tiempo, según un estudio publicado hoy por la Universidad Vanderbilt.

El análisis lo realizaron el Peabody College, de esa universidad, y el Instituto de Política Migratoria, que revisaron los datos compilados por un programa en el estado de Texas que hace un seguimiento de todos los estudiantes desde la escuela primaria a la etapa universitaria.

Los investigadores determinaron que los alumnos que asistieron a escuelas tejanas durante los doce años de educación escolar y completaron rápido el programa estatal English Language Learner (ELL) tuvieron mejores resultados en materias como la lectura y las matemáticas básicas.

Por contraste, los estudiantes que permanecieron en el programa ELL durante cinco o más años estuvieron significativamente a la zaga en cada grado escolar.

«La forma en que se desempeñan estos estudiantes, muchos de los cuales han nacido en Estados Unidos, es importante no sólo para ellos y sus familias, sino también para el resto de la sociedad en términos de su capacidad para formar parte de una fuerza laboral productiva y multilingüe», dijo Stella Flores, profesora asistente de política pública y educación superior.

Flores, autora principal del artículo, añadió que «las expectativas para todos los estudiantes en el programa ELL deberían ir más allá del resultado básico de dominio del inglés, y deberían incluir la oportunidad de participar en un currículum que los prepare para la universidad».

Uno de cada nueve de los 49,5 millones de alumnos en las escuelas públicas de EEUU está inscrito en cursos ELL, un contingente que ha pasado de 3,5 millones en el año lectivo 1998-99, a 5,3 millones una década más tarde.

Texas, que tiene 832.000 estudiantes en programas ELL, es segundo en el país después de California, que tiene 1,1 millones de estudiantes con un dominio limitado del inglés.

El estudio encontró, asimismo, que los alumnos hispanos en programas ELL que optan por no asistir a programas de inglés como segundo idioma o de educación bilingüe y eligen, en cambio, los cursos exclusivamente en inglés, «pueden tener desventajas particulares en términos de matriculación universitaria».

«Es posible que algunos padres y algunas madres sientan que ayudan a que sus chicos adquieran dominio del inglés más rápidamente, o que eviten la estigmatización, si los mantienen fuera de las clases de inglés como segundo lenguaje o la educación bilingüe», comentó Jeanne Batalova, analista del Instituto de Política Migratoria y coautora del estudio.

Sin embargo, «nuestras conclusiones indican que las familias deberían considerar si sus hijos tendrán un mejor desempeño académico permaneciendo en los cursos de adquisición de inglés», añadió.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.