Rosario, Salto y Mogi das Cruzes. Son los lugares de nacimiento de tres de las estrellas más rutilantes del fútbol mundial: Leo Messi, Luis Suárez y Neymar. Si observamos el mapa físico de América del Sur vemos como esos lugares están unidos imaginariamente por una perfecta línea en diagonal.

Amigos dentro y fuera del terreno de juego, Messi, Suárez y Neymar se han entendido de maravilla y con una generosidad destacable a la hora de repartirse los goles. Esta buena relación entre ellos ha generado una empatía difícil de ver en tres jugadores que buscan constantemente anotar tantos. Ahí, es donde reside el éxito futbolístico de la MSN, como se les llama.

Rara amalgama

Neymar declaró que era “raro” que un argentino, un uruguayo y un brasileño se llevaran tan bien, “pero es así”, sentenció.”Mantenemos una linda relación y cuando hay entendimiento fuera de la cancha es más fácil llevarse bien dentro”, señaló Messi, por su parte.

Diagonal es también el nombre de una de las mayores y más importantes avenidas de Barcelona por donde pasea, diariamente, el trío que compone la delantera del club catalán. Pero, además, una alineación diagonal es lo que forman las tres estrellas.

EFE

Ellatinoonline.com