SAN DIEGO.- Este 2017 la Agencia de Salud y Servicios Humanos del Condado (HHSA) estará ofreciendo más clases para padres y asientos de vehículo para niños a familias de bajos recursos, gracias a un programa financiado por un donativo de 155,000 dólares de la Oficina de Seguridad del Tránsito de California.

Hasta el mes de septiembre, los fondos se utilizarán para impartir talleres informativos sobre la seguridad de los niños y para facilitar una cantidad limitada de asientos gratuitos.

Los talleres de dos horas, que son parte del programa del condado Keep ‘Em Safe, serán facilitados por el Pacific Safety Center y se enfocarán en el tipo de asiento de seguridad que es apropiado para cada niño, dependiendo de la edad, peso y altura.

Elvie Martínez, una vocera del Pacific Safety Center, estresó a los padres de familia la importancia de tener el equipo apropiado de seguridad para sus hijos, más ahora que la ley California obliga poner a los niños menores de 2 años en un asiento de automóvil mirando hacia atrás, al menos que midan 40 pulgadas de alto o pesen 40 libras.

“Este programa y la nueva ley sólo está tratando de proteger a sus hijos, ya que su cuello y columna vertebral no suelen ser lo suficientemente fuertes como para soportar un fuerte impacto”, explicó Martínez.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las lesiones en accidentes automovilísticos siguen siendo un problema de salud pública en Estados Unidos, y en muchos casos los más pequeños son los más afectados. De acuerdo con estadísticas nacionales, en el 2014 más de 600 menores de 12 años murieron en accidentes automovilísticos.

Lo impactante es que sólo un 34 por ciento de estos niños viajaban en un asiento de seguridad para niños o con cinturón de seguridad. Los CDC además informaron que este problema de salud pública es más frecuente entre las familias y las comunidades de bajos recursos.

Martínez también aconsejó a los padres con hijos que ya tienen 2 años, pero aún no pesan 40 libras que los continúen sentando mirando hacia atrás.

La vocera recalcó que los asientos de seguridad son gratis para las familias de bajos recursos que los necesiten y participen en una de sus talleres, y que cualquier familia que no necesite un asiento aún puede participar en las clases. Una familia es considerada de bajos recursos si reciben WIC, Estampillas de Comida o Medi-Cal, comentó Martínez.

Mujeres con siete meses y medio de embarazo ya califican para acudirá a los talleres. A las familias que ya cuenten con un asiento de seguridad pero necesiten asesoramiento sobre como instalarlo también se les anima participar.

Para más información sobre el programa Keep ‘Em Safe y para registrarse para uno de los talleres, disponibles en diferentes localidades alrededor del condado, comunicarse con Pacific Safety Center al 858-621-2313 ext. 3.

Ernesto López

Ellatinoonline.com

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.