Las nueces son un superalimento. Son muy buena fuente de grasas saludables, proteína y fibra; poseen propiedades antiinflamatorias; y tienen altos niveles de antioxidantes. Por esta combinación, son esenciales para bajar de peso y mejorar la salud.

Estudios científicos han confirmado que las nueces (nueces, nueces pecan, almendras, pistachos, nueces de Brasil, avellanas, castañas, nueces de macadamia, piñones) pueden combatir enfermedades del corazón, cáncer y la obesidad. Se vio que una onza diaria reduce el riesgo de enfermedad de corazón en 30%, el cáncer en 15% y muerte prematura en 22%. También pueden reducir en 50% el riesgo de enfermedades respiratorias y 40% el riesgo de diabetes.

Las nueces son muy altas en grasa saludable, fibra y proteínas. Esta combinación te mantendrá satisfecha entre comidas, mejorará tu digestión y eliminación, quemará grasa y mejorará tu ánimo. Las nueces deben incluirse en todo plan para perder peso. Una porción suficiente es ¼ de tasa. Te recomiendo medirlas para no sobrepasarte pues es fácil hacerlo.

Su alto contenido de fibra mejorará tu salud ya que muchos tipos de fibra funcionan como probióticos o “alimentos” para las bacterias intestinales sanas, las cuales la convierten en componentes que mejoran la salud intestinal y reducen el riesgo de diabetes y obesidad. La fibra también te ayuda a sentirte llena y reduce el número de calorías que tu cuerpo absorbe de las comidas.

Las nueces son una potencia antioxidante. Los antioxidantes ayudan a controlar los radicales libres, los cuales en cantidades altas dañan tus células y aumentan el riesgo de enfermedades fatales como el cáncer. Los antioxidantes en las nueces pueden neutralizar los radicales libres para que no lleguen a dañar tus células.

Las nueces son extremadamente buenas para tu corazón debido a sus beneficios para reducir los niveles de colesterol malo o LDL, mejorar la función arterial y combatir la inflamación con lo cual se reduce el riesgo para enfermedades del corazón.

En cuanto a la inflamación, sabemos que es el origen de la mayoría de las enfermedades. Es la forma que tu cuerpo se defiende de lesiones, bacterias y otros patógenos potencialmente dañinos. Pero, la inflamación crónica daña a los órganos y aumenta el riesgo de enfermedades. Las nueces son buenas para reducir la inflamación crónica.

Las nueces pueden ser uno de los mejores alimentos para las personas con síndrome metabólico y diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 está frecuentemente asociada con la condición llamada síndrome metabólico. Las nueces son bajas en carbohidratos y no elevan los niveles de azúcar en la sangre. Otro beneficio es que pueden reducir el estrés oxidativo y la presión arterial, ambos grandes problemas en las personas con diabetes y síndrome metabólico.

Maru es Fundadora de Flaca Forever®. Te ayuda a retomar el control de tu salud, tu peso y tu vida. Contáctala: info@flacaforever.com.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.