SAN DIEGO.- Miles de personas que tenían un techo en la ciudad de San Diego lo han perdido por el alto costo de la vivienda, y ahora se encuentran en las calles, advirtió la regidora latina por el 9no. Distrito, Georgette Gómez.

Dijo que el actual déficit o faltante de vivienda en la región es de aproximadamente 100,000, pero “es un número que se está incrementando cada día que no estamos construyendo más casas”.

Gómez indicó que el de vivienda “ha sido una de mis prioridades desde que llegué como regidora a la ciudad de San Diego. Es algo que es muy crítico; estamos mirando un incremento de la gente que está viviendo en las calles”.

¿Cuánto costaría –en términos económicos- poder responder ante este déficit o faltante de vivienda?, le preguntamos

“No tenemos un costo, pero es muy claro que no tenemos suficiente vivienda, y mayor presión de la gente que ocupa tener más, por lo que tenemos que construir más y es lo que estamos tratando de hacer”, dijo.

Georgette Gómez fue entrevistada al término de una conferencia de prensa efectuada en la nueva unidad de vivienda calificada como accesible y llamada Talmadge Gateway Gates, en 4422 de Euclid Avenue, al este de la ciudad de San Diego.

Ahí, con la presencia del alcalde Kevin Faulconer y el regidor David Alvarez, entre otros, el Asambleísta Todd Gloria (D-San Diego), anunció una iniciativa con la que se busca estimular producción de mano de obra asequible y viviendas para personas de bajos ingresos dentro de las áreas prioritarias de tránsito.

AB 2372, se dijo ahí, es conocida como la Ley de Vivienda Sostenible y Asequible de California (CASA), es patrocinada por la Ciudad de San Diego y fue propuesta por la Concejal de la Ciudad de San Diego Georgette Gómez como parte de su Plan de Acción de Vivienda 2017.

“Una gran parte de la gravedad de la crisis de la vivienda en California es la presión que ejerce sobre las familias de clase media. Estos son californianos que tienen trabajos, trabajan a tiempo completo y aún tienen un precio fuera del mercado pero no pueden calificar para viviendas subsidiadas. Este proyecto de ley ofrece una solución “, dijo Gloria.

Y consideró que “ la AB 2372 no solo aumentará la cantidad de unidades de vivienda asequible, sino que también creará unidades de mano de obra naturalmente asequibles para familias trabajadoras e individuos de bajos ingresos”.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario de California estima que se necesitarán 1.8 millones de viviendas nuevas para el año 2025, lo que equivale a 180,000 viviendas nuevas al año. Actualmente, la producción anual del estado promedia unas 80,000 viviendas nuevas, se afirmó durante la rueda de prensa.

Por su parte, el alcalde Kevin Faulconer recordó que el tema de la vivienda es una de sus grandes prioridades, por lo que –sostuvo- apoya firmemente este tipo de legislaciones estatales e iniciativas locales.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com