SAN DIEGO.- Una nueva formulación de la carbetocina evita el sangrado excesivo tras el parto lo que podría salvar la vida de miles de mujeres, según un estudio encabezado por la Organización Mundial de la Salud en colaboración con MSD para las Madres y Ferring Pharmaceuticals.

El estudio, publicado en la revista New England Journal of Medicine, ha demostrado que el fármaco alternativo termoestable, la carbetocina, es tan seguro y eficaz como la oxitocina para prevenir las hemorragias tras el parto. Esta nueva formulación de la carbetocina no necesita refrigeración y sigue siendo eficaz, como mínimo, hasta pasados 3 años, aunque se conserve a 30 ºC con una humedad relativa del 75%.

“Estamos ante una novedad verdaderamente alentadora que puede revolucionar nuestra capacidad para mantener con vida a las madres y a sus hijos”, ha dicho el Director General de la OMS, doctor Tedros Adhanom.

Cada año mueren de hemorragia puerperal unas 70 000 mujeres, con el consiguiente aumento del riesgo de muerte de sus hijos en el primer mes de vida.

En este ensayo clínico, el mayor de este tipo, participaron cerca de 30,000 mujeres que dieron a luz por vía vaginal en 10 países: Argentina, Egipto, India, Kenya, Nigeria, Singapur, Sudáfrica, Tailandia, Uganda y Reino Unido.

A cada mujer se le administró inmediatamente después del parto y de forma aleatoria una única inyección de carbetocina termoestable o de oxitocina. El estudio reveló que ambos fármacos son igualmente eficaces para evitar el sangrado excesivo tras el parto.

Dado que ambos fármacos se mantuvieron a las temperaturas necesarias para garantizar la máxima eficacia de la oxitocina, el estudio podría subestimar el beneficio esperado con el uso de la carbetocina termoestable en condiciones reales, en las que la oxitocina puede haberse degradado debido a la exposición a temperaturas más altas.

En la actualidad, la OMS recomienda la oxitocina como fármaco de primera elección para prevenir el sangrado excesivo tras el parto. Sin embargo, la oxitocina debe conservarse y transportarse a temperaturas de 2 a 8 ºC.

“El desarrollo de un medicamento para prevenir la hemorragia puerperal que siga siendo eficaz en condiciones cálidas y húmedas es una muy buena noticia para los millones de mujeres que dan a luz en zonas que carecen de acceso a refrigeración fiable”, informó el doctor Metin Gülmezoglu, del Departamento de Salud Reproductiva.

El siguiente paso consiste en su examen y aprobación por los organismos de reglamentación farmacéutica de los países.

Este estudio de la OMS, conocido como ensayo clínico Champion fue financiado por MSD para las Madres. La carbetocina termoestable y la oxitocina utilizadas en el estudio fueron proporcionadas por Ferring Pharmaceuticals y Novartis, respectivamente.

Tras los resultados positivos obtenidos, las partes trabajarán para conseguir el acceso asequible a este medicamento que salva vidas en países con una gran carga de muertes maternas.