SAN DIEGO.- Los casos de tuberculosis han disminuido sistemáticamente en el condado desde la década de los 40, sin embargo, ocasionalmente ocurren brotes de la enfermedad. Esta vez fue en un campus universitario.

La Agencia de Salud y Servicios Humanos del Condado de San Diego está trabajando con funcionarios de la Universidad de San Diego para notificar a las personas que posiblemente estuvieron expuestas a la tuberculosis en la escuela. El período de exposición fue del 28 de marzo al 20 de junio.

Las pruebas gratuitas para los estudiantes que han sido identificados como potencialmente expuestos se llevarán a cabo sin cita previa de 10:00 a.m. a 3:00 p.m. los días 20, 23, 24 y 25 de julio en el USD Student Health Center ubicado en Maher Hall, Sala 140, 5998 Alcala Park.

“Se recomiendan las pruebas para todas las personas expuestas para asegurar que no estén infectadas, ya que pueden no tener síntomas”, dijo Wilma Wooten, MD, MPH, oficial de salud pública del condado. “Para cualquier persona infectada, el diagnóstico precoz y el tratamiento rápido pueden prevenir la enfermedad”.

La tuberculosis se transmite de persona a persona a través del aire interior durante el contacto prolongado con una persona infectada. La mayoría de las personas que están expuestas no se infectan.

Los síntomas de tuberculosis activa incluyen tos persistente, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso inexplicable. Para personas con síntomas de tuberculosis, o aquellos con un sistema inmune comprometido y pueden no mostrar síntomas, es importante que la persona vea a su proveedor médico para descartar la tuberculosis. La tuberculosis se puede tratar y curar con antibióticos.

La cantidad de casos anuales de tuberculosis en el condado de San Diego ha disminuido desde principios de la década de 1990 y se ha estabilizado en los últimos años. Hubo 258 casos reportados en 2016 y 237 en 2017. Hasta la fecha, 90 casos han sido reportados en 2018.

La tuberculosis es causada por Mycobacterium tuberculosis, una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones. Se trata de una afección curable y que se puede prevenir.

La infección se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.

Se calcula que una cuarta parte de la población mundial tiene tuberculosis latente, término este aplicado a las personas infectadas por el bacilo pero que aún no han enfermado ni pueden transmitir la infección.

Las personas infectadas con el bacilo tuberculoso tienen un riesgo a lo largo de la vida de enfermar de tuberculosis de un 5-15%. En cambio, las personas inmunodeprimidas, por ejemplo las que padecen VIH, desnutrición o diabetes, y los consumidores de tabaco corren un riesgo mucho mayor de enfermar.

Las personas que deseen más información sobre esta exposición potencial deben llamar al USD Student Health Center al (619) 260-4595 o al Programa de Control de TB del Condado de San Diego al (619) 692-8621.