SAN DIEGO.- Trastornos concurrentes se le llama a los trastornos de salud mental, como depresión, ansiedad o trastorno bipolar combinados con el consumo de adicciones como el alcohol y a las drogas.

Si una persona experimenta estos episodios se le debe hacer un diagnóstico dual para que cumpla con el tratamiento adecuado y se recupere.

La terapeuta matrimonial y familiar del Hospital Sharp Mesa Vista, Lindsay Kramer, refiere que las personas con trastornos mentales son dos veces más propensas a desarrollar también otro trastorno con las drogas y el alcohol que el resto de la gente.

“Si bien la causalidad no está directamente relacionada, existe una fuerte correlación y uno puede empeorar al otro”, señala la experta.

De acuerdo a la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI) cerca de ocho millones de personas en Estados Unidos experimentan simultáneamente un trastorno mental y un trastorno por consumo de sustancias, sin embargo, solo el 7.4 por ciento de ellos recibe la atención adecuada que requieren.

NAMI indica que existe más posibilidad de que un hombre llegue a tener un diagnóstico dual, y otras personas que tienen mayor riesgo son quienes cuentan con un bajo nivel socioeconómico, los veteranos militares y personas con otras enfermedades (no mentales) y condiciones médicas.

Lindsay Kramer dice que cada enfermedad, adicción y trastorno debe encajar a la atención y tratamiento adecuados, y cada uno requiere de un equipo de psiquiatras, terapeutas, trabajadores sociales, consejeros de dependencia química y otros profesionales del tema.

La terapeuta también agrega que se requiere la disponibilidad y participación del paciente dentro del equipo para que ayude su recuperación.

Y no menos importante, es vital e invaluable la ayuda y apoyo de los seres queridos del paciente, los grupos de apoyo para compartir experiencias similares e identificarse y otros en la comunidad para que los pacientes se sientan acompañados y que no están luchando solos.

Además de los seres queridos y los grupos de apoyo, el diagnóstico dual se trata con la desintoxicación, la rehabilitación hospitalizada, los medicamentos y la psicoterapia.

A continuación te daremos a conocer los signos de alerta para que identifiques en caso de sospechar que algún familiar o ser querido está sufriendo más de una enfermedad o adicción.

1.- Dependencia al consumo de sustancias para aliviar otros síntomas de enfermedad mental como por ejemplo, beber alcohol para calmar la ansiedad.

2.- Experimentar síntomas de enfermedad mental a partir del uso de sustancias, pero aún así continuar bebiendo alcohol o usar drogas.

3.- Tener antecedentes de depresión, ansiedad o manías antes de comenzar a ingerir drogas o alcohol.

4.- Cuando existe la dificultad para suspender el consumo de sustancias debido al temor de que al hacerlo empeorarán los síntomas de la enfermedad mental.

5.- Permanecer en un círculo vicioso de un problema que conduce al otro, o uno que se utiliza para administrar el otro.

La doctora Kramer indica que las personas que sufren una enfermedad mental pueden recuperarse, siempre y cuando cuenten con el equipo y tratamiento adecuado y el apoyo de los seres queridos.

“Este apoyo durante la recuperación puede ayudarlos a hacerse cargo de su tratamiento y trabajar para lograr una vida digna de ser vivida”, agrega la terapeuta matrimonial y familiar.

En caso de que desee obtener más información sobre el diagnostico dual y dónde y cuándo se llevarán a cabo seminarios de recuperación puede acudir el próximo martes 23 de octubre al Centro de recreación de Serra Mesa de 11 de la mañana al mediodía.