SAN DIEGO.- Un estudio realizado por la Universidad de Stanford detalló que el número de suicidios en Estados Unidos y México podría aumentar a 21 mil a consecuencia de la temperatura global que incrementará para el 2050.

La investigación fue publicada en la revista Natura Climate Change.

El director y profesor del estudio, Marshall Burke, dijo a través de un comunicado que los cambios climáticos no sólo incidirán en el número de suicidios sino también en otro tipo de tragedias.

Los investigadores compararon los récords históricos de las temperaturas y las cruzaron con datos de los suicidios cometidos a lo largo de varias décadas en distintas ciudades de Estados Unidos y México.

Otra herramienta que se utilizó para llegar a las conclusiones descritas fue el manejo, la información y el lenguaje que se utiliza en las redes sociales.

Los investigadores refirieron que el aumento de la temperatura global podría incrementar las tasas de suicidios en un 1.4 por ciento en este país y 2.3 por ciento en México. Esto equivale a 21 mil casos más en los dos países.

El también economista de la Escuela de la Tierra, Energía y Ciencias Ambientales en Stanford, Marshall Burke, aclaró sin embargo que la noticia puede no afectar por igual a todas las ciudades y localidades de los dos países. Los efectos de las temperaturas van a diferir poco según la riqueza de las comunidades y los promedios de sus climas.

Por ejemplo, Texas es uno de los estados donde se registran temperaturas altísimas lo que ha causado que aumenten los suicidios.

Cabe destacar que San Diego es uno de los condados que sufre de temperaturas muy altas atrayendo muertes e incendios incontrolables. Igualmente, el condado representa uno de los mayores con alto número de suicidios por factores como la economía, el desempleo y la soledad.

Los investigadores detallan que a pesar de que se instale aire acondicionado en los hogares, comercios y plazas esto no contribuye a que disminuyen los suicidios.

Por otra parte, el estudio indica que las tasas de desempleo y la luz diurna, o luz natural, son factores de riesgo que aumentan también la posibilidad de que una persona decida quitarse la vida.

Por su parte, el coautor del estudio y profesor de la Universidad de California Berkeley, Solomon Hsiang, señaló que por años se han estudiado los efectos del calentamiento global en los conflictos personales y la violencia, y se ha determinado que las personas pelean más cuando se registran altas temperaturas.

El estudio también determinó que cuando hace más calor, los usuarios de las redes sociales se expresan con mensajes más depresivos utilizando palabras como “solitario”, “atrapado” o “suicida”.

Estas conclusiones deben de tomarse en cuenta para identificar personas con tendencia a privarse de la vida y para solicitar ayuda institucional.

El director del estudio reveló que en los últimos 15 años las tasas de suicidio en Estados Unidos han aumentado dramáticamente mientras que a nivel mundial sigue siendo una de las principales causas de muerte, por lo que entender mejor las causas y los efectos es una prioridad para las instituciones públicas de salud.