SAN DIEGO.- Durante el 2017, los casos de sífilis, gonorrea y clamidia en el condado de San Diego fueron los más altos registrados desde hace dos décadas con un aumento del 15.2 por ciento.

El incremento ocurre por tercer año consecutivo. De 981 casos que hubo en 2016, el año pasado se registraron 1,130, informó la Agencia de Salud y Servicios Humanos del condado.

Los nuevos datos de la agencia indican que en 2017 la tasa general de sífilis temprana fue de 34.1 casos por cada 100,000 personas, representando un aumento del 14.4 por ciento respecto a 2016.

En lo que se refiere a los hombres, la tasa fue de 22.4 por ciento veces mayor que la de las mujeres y de esta cantidad, el 85 por ciento correspondió a hombres gays y bisexuales.

Los números mayores se observaron entre hombres de 25 a 34 años de edad y de color. Las tasas entre los negros/afroamericanos e hispanos fueron de 92.1 y 82.8 casos por 100,000 personas, en comparación con hombres blancos de 53 casos por cada 100,000 personas.

Respecto a la clamidia, los casos aumentaron 10 por ciento el año pasado. En 2016, se presentaron 19,904 casos contra 20,801 en 2017. La tasa general fue de 628,5 casos por cada 100,000 personas, incrementando 9.3 por ciento respecto a 2016.

Las mujeres con clamidia rebasaron a los varones registrándose entre jóvenes de 20 a 24 años.

Por su parte los casos de gonorrea aumentaron 19.1 por ciento, de 4, 992 casos en 2016 a 5,947 el año pasado.

La tasa general del padecimiento en 2017 fue de 179,7 casos por 100,000 personas, un incremento de 18.4 por ciento respecto al 2016.

Entre el 2015 y 2017, los casos de gonorrea incrementaron a un 57.6 por ciento.

Si bien el aumento de estas enfermedades ocurre en San Diego, el problema también es alarmante en California y en el país.

El oficial médico de salud publica y controlador de enfermedades de transmisión sexual del condado de San Diego, Winston Tilghman, dijo que a pesar de que los casos de sífilis congénita no van en aumento es importante informar sobre su prevención.

“Todas las mujeres embarazadas deben someterse a la prueba de sífilis durante la primera visita de atención prenatal y, si corren el riesgo de contraer sífilis durante el embarazo, se repetirán las pruebas durante el tercer trimestre y nuevamente en el momento del parto”.

Por su parte la oficial de salud pública del condado, Wilma Wooten, señaló que las personas sexualmente activas deben tomar medidas de precaución y realizarse pruebas para evitar infectarse.

“Muchas enfermedades de transmisión sexual no muestran ningún síntoma y pueden pasar desapercibidas hasta que se presenten complicaciones”, puntualizó Wooten.

Para prevenir las enfermedades de transmisión sexual se aconseja preguntar abiertamente a su pareja si tiene alguna enfermedad y recibir atención médica si fuera necesario. Además, es preferible usar condón, no realizar el acto sexual con varias parejas y someterse a pruebas de detección.

El condado ofrece distintos programas gratuitos para prevenir y tratar las enfermedades de transmisión sexual. Uno de ellos es para mujeres de 25 años o menos. Para más información puede ingresar a DontThinkKnow.org o llame al (619) 692-5659.

Igualmente, puede acceder a STDSanDiego.org o comuníquese al (619) 293-4700 para obtener información sobre las clínicas de ETS que ofrecen pruebas y tratamientos para los enfermos.

Recuerde que la sífilis, la gonorrea y la clamidia son algunos padecimientos que al principio pueden ser silenciosos pero con el tiempo ocasionan graves consecuencias.