SAN DIEGO.- Un grupo de manifestantes que se identificó como “Coalition of Parents, Business, and Taxpayer” (Coalición de Padres, Hombres y Mujeres de Negocios y Contribuyentes), llamaron a los votantes a decir “NO a la medida YY”.

La expresión pública tuvo lugar en frente al edificio central del San Diego Unified School District, SDUSD, por sus siglas en inglés, (Distrito Escolar Unificado de San Diego),  Eugene Brucker Education Center.

La Medida YY, que será puesta a consideración de los electores,  en los comicios del próximo 6 de noviembre, es impulsada por SDUSD y de acuerdo con distrito escolar , si la medida fuese aprobada por la decisión de los votantes, permitiría al segundo distrito escolar mayor de California, emitir $3.5 billones en bonos y usar ese dinero “para mejorar la seguridad de sus escuelas; remover materiales peligrosos, como plomo en el agua y el medio ambiente de salones y laboratorios”.

“Es un rescate costos”: DeMaio

Sin embargo, la Coalición –encabezada por Carl DeMaio ex regidor y también actual promotor, en un programa radiofónico local,  de la Proposición 6, que rechaza el impuesto a la gasolina, expresaron una postura muy distinta.

“Un bono de $ 3.5 mil millones es un rescate costoso para el Distrito Escolar Unificado de San Diego, bonos que han sido administrados de manera incorrecta”, afirmó De Maio.

Y señaló que muchos de los proyectos contemplados en la petición del bono, a través de la Medida YY, “se encontraban listados en un bono previo que fue aprobado en 2012. Hay clara evidencia de que el bono estaría usándose para cubrir el déficit (números rojos o pasivo) que el SDUSD tiene producto de mala administración de sus finanzas, elevados salarios y pensiones y un excesivo personal administrativo, que es una pesada burocracia”.

A DeMaio se sumaron  en la protesta otros líderes como Eric Christen, de Coalition for Fair Employment in Construction (Coalición por Empleo Justo en Construcción); Bret Caslavka, presidente de San Diego Parents for Quality Education (Padres de San Diego por la Calidad en la Educación) y Stephen Rosen, presidente de Finanzas de esta última organización y varios empleados de la construcción local.

La otra versión

Sin embargo, Scott Barnet, un ex miembro de la junta directiva de SDUSD, dijo a El Latino que los argumentos planteados por DeMaio y el grupo de opositores, no corresponde a la realidad.

“El miente; no está diciendo la verdad y lo que señala es absolutamente falso. Dice que se han gastado 2 billones de dólares y eso no es cierto y afirma que el Distrito está desviando dinero para el fondo general del distrito, y eso está en la ley”, agregó.

“Pero lo que es más importante”, continuó, “que este fondo ya había sido aprobado antes; no es así, se trata de dinero adicional para que los niños puedan contar con la tecnología que necesitan; la mayoría de los edificios fueron construidos en los 40 y 50 y ya son obsoletos; se requiere actualizar techos, adquirir boileres o calentadores, arreglar el sistema de agua y seguridad en las instalaciones”.

Consideró finalmente el entrevistado que la postura de Carl DeMaio, un ex candidato a la alcaldía de San Diego y quien encabezara en el pasado un movimiento en pro de que se sanearan las finanzas municipales y el sistema municipal de pensiones, obedece más “a un interés personal”, pues “nunca ha estado en el campus” (de SDUSD). Somos muchos los que apoyamos la YY y que tenemos otra postura”, agregó.

Scott Barnet, un ex miembro de la junta directiva de SDUSD, dijo a El Latino que los argumentos planteados por DeMaio y el grupo de opositores, no corresponde a la realidad.