SAN DIEGO.- Ha comenzado la temporada de gripe y las personas deben tomar todo tipo de acciones para evitar situaciones como la del año anterior en que se reportaron 21 mil casos en San Diego, lo que encendió las alarmas de las autoridades sanitarias de la región.

Pronto las oficinas de los médicos locales, los centros de atención de urgencias y los hospitales pronto se llenarán de personas con tos, dolor de cabeza y estornudos, advierte un comunicado del hospital Sharp.

“La gripe es un asunto serio, pero se puede prevenir o minimizar. No todos los síntomas similares a la gripe significan que usted tiene gripe, pero el tratamiento de estos síntomas es similar para ambas enfermedades”.

A continuación le informamos lo que la institución asegura que usted lo necesita saber para mantenerse saludable así como las personas que lo rodean.

Vacunarse

Ahora es el momento de vacunarse contra la gripe, que es la mejor manera de protegerse y proteger a los demás. Las vacunas contra la gripe están disponibles en el consultorio de su médico y en muchas farmacias locales. Los pacientes de Sharp Rees-Stealy pueden visitar desde ahora una de las seis clínicas en el condado, o a su médico de atención primaria. Los pacientes de Sharp Community Medical Group pueden visitar una de estas ubicaciones de vacunas.

Lávese las manos

con frecuencia

El lavado adecuado de las manos sigue siendo una de las técnicas de prevención de enfermedades más eficaces. Use agua y jabón, y lávese por lo menos 20 segundos antes de comer, después de ir al baño y después de entrar en contacto con superficies de usos múltiples. Recuerde toser o estornudar en su codo en lugar de en sus manos, y limpiar artículos comunes como teléfonos y superficies de trabajo con toallitas o aerosoles antibacterianos.

Manténgase alejado de las personas que están enfermas

Anime a los seres queridos enfermos a no compartir sus gérmenes. Además, si no se siente bien, limite el contacto con las personas que están en un grupo de alto riesgo, incluidas las mujeres muy jóvenes, embarazadas, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas como el asma, la diabetes o el cáncer.

Pero si usted cree que ya podría tener gripe a continuación le decimos cómo actuar.

Si tiene fiebre, tos y dolores y molestias graves, quédese en casa y no vaya al trabajo ni a la escuela hasta que haya estado sin fiebre por 24 horas. Sus amigos y colegas se lo agradecerán. El descanso y los líquidos en casa son la mejor manera de mejorar. Maneje su fiebre y dolor con acetaminofén. Los líquidos tibios y el vapor pueden ayudarlo a mantenerse hidratado y a aliviar los conductos nasales irritados.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la mayoría de las personas que contraen la gripe no necesitarán atención médica ni medicamentos antivirales. Sin embargo, si su fiebre dura más de 10 días, o si experimenta un empeoramiento del dolor, vómitos u otros síntomas graves, debe comunicarse con el consultorio de su médico.

Si usted o un ser querido experimenta síntomas similares a los de la gripe y cae en alguna de las siguientes categorías, llame a su médico de inmediato.

Las personas más vulnerables al contagio de la gripe forman parte de las siguientes categorías.

• Niños de 2 años o menos.

• Adultos de 65 años

o mayores.

• Mujeres embarazadas.

Los que padecen trastornos sanguíneos o metabólicos (incluyendo diabetes), condiciones del corazón, hígado, riñón o pulmón, sistemas inmunes suprimidos.

Si visita a alguien en el hospital, recuerde lavarse las manos antes y después de la visita; después de usar el baño; y después de toser o estornudar. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca, y tire los pañuelos usados a la basura.