SAN DIEGO.- El control de rentas que obliga a los dueños de vivienda a que no incrementen a sus inquilinos más del 5 por ciento anual (más la inflación) en el precio del alquiler, será vigente a partir de este 1 de enero, por las nuevas leyes que regirán en el estado en 2020.

Sobresale asimismo la exigencia por parte del Departamento de Seguridad Nacional, a partir del 1 de octubre, de que los residentes tienen que presentar un documento aprobado por el gobierno federal o un REAL ID en aeropuertos, instalaciones federales y bases militares, destacan en las Nuevas Leyes que entrarán en vigor en 2020.

Con ello, California se puso junto a estados como Oregon y Nueva York, a la vanguardia en materia de control de rentas, aunque los tres estados figuran en el país entre los que tienen mayor número de personas que no tienen un techo dónde vivir y que duermen en banquetas, puentes y aún calles de su ciudades, como ocurre diariamente en San Diego, Los Ángeles y San Francisco, sólo por mencionar los casos más graves.

Se aclaró que la nueva ley, que contempla la obligación de que los propietarios no desalojen a ningún inquilino “sin causa justa” (como sería no pagar la renta o violar lo estipulado en el contrato de arrendamiento), entraría en vigor en aquellas ciudades de California en el que no existe control de rentas en viviendas.

En otras leyes sobresalientes que entrarán en vigor en este nuevo año figura la exigencia por parte del Departamento de Seguridad Nacional que requerirá a todas las personas que aborden vuelos nacionales o accedan a instalaciones federales y bases militares, cuenten con un documento aprobado por el gobierno federal (licencia de conducir o una tarjeta de identificación o REAL ID).

Se precisó que estos documentos  oficiales serán obligatorios a partir de octubre del 2020.

Otra ley destacada prevista para entrar en efecto a partir del 1 de enero de este año es la que requerirá que los californianos cuenten con seguro médico o de lo contrario, tendrán que pagar una considerable multa (cuando hagan sus declaración de impuestos en 2021).

Seguro Médico, obligatorio

Asimismo, y en el mismo tema de la salud, abre a los californianos la posibilidad de contar con nuevos créditos fiscales (y descuentos en el pago, dependiendo del caso específico) para quienes tienen seguro médico con Covered California y aún ayuda financiera para quienes tienen altos ingresos.

Reclasificar a sus empleados

También, a partir de este nuevo año, los jóvenes indocumentados que califiquen, podrían ser elegibles para Medi-Cal.

Entre las leyes relevantes destaca el hecho de que las compañías como Ubr, Lyft y DoorDash tendrán que reclasificar a sus conductores de vehículos en la categoría de empleados, en vez de considerarlos como ‘contratistas independientes’ . Esto abriría la puerta, según expertos laborales, para que dichos trabajadores tengan garantías laborales de las que carecen como es el salario mínimo, pago de tiempo extra, de días de enfermedad y cuenten con un seguro médico, de desempleo y de planes de ahorro para el retiro.

Se aclaró que además de los conductores de servicios de viaje compartidos, dicha medida afectará (o beneficiará) a empleados de la industria de la construcción, la limpieza, salud, transporte y salones de belleza, entre otros.

Respecto al Departamento de Vehículos Motorizados de California, permitirá que toda persona con una licencia de conducir válida pueda operar un ‘scooter motorizado, sin necesidad de que cuente con un permiso de conducir Clase M2.

Asimismo, los conductores que se encuentran en el Servicio Exterior de Estados Unidos, así como sus cónyuges, se beneficiarán de la SB267, el proyecto de ley que extiende la validez de “sus licencias de conducir por el periodo de servicio y hasta 30 días después que regresen a California”.