WASHINGTON.– “La Administración de Pequeñas Empresas (SBA, por sus siglas en inglés) y el Departamento del Tesoro han iniciado un sólido esfuerzo de movilización de bancos y otras instituciones de crédito para proporcionar a las pequeñas empresas el capital que necesitan”.

Este anuncio lo hicieron la Administradora de la SBA, Jovita Carranza, y el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, luego de la firma del presidente Trump de la histórica Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica Coronavirus (CARES), el pasado 27 de marzo.

Programa de Protección de Nóminas de Empleados

La Ley CARES establece un nuevo programa de protección de nóminas por $ 349 mil millones. El Programa  de Protección de Nóminas de Empleado (Payroll Protection Program, PPP) proporcionará la ayuda que tanto necesitan millones de pequeñas empresas para que puedan mantener sus negocios y mantener a sus trabajadores empleados.

Con el nuevo programa de préstamos se pretende apoyar a las pequeñas empresas con su nómina y otros gastos operativos comerciales. Proporcionará capital crítico a las empresas sin requisitos colaterales, garantías personales o tarifas de la SBA, todo con una garantía del 100% de la SBA. Todos los pagos de préstamos serán diferidos por seis meses.

“A nivel comunitario”

“Esta asociación público-privada sin precedentes ayudará a las pequeñas empresas a acceder rápidamente al capital. Nuestro objetivo es posicionar a los prestamistas como el único punto de contacto para las pequeñas empresas: la solicitud, el procesamiento del préstamo y el desembolso de fondos se administrarán a nivel comunitario ”, dijo la administradora Carranza.

Se indicó que el nuevo programa de préstamos ayudará a las pequeñas empresas con su nómina y otros gastos operativos comerciales. Proporcionará capital crítico a las empresas sin requisitos colaterales, garantías personales o tarifas de la SBA, todo con una garantía del 100% de la SBA. Todos los pagos de préstamos serán diferidos por seis meses.

Velocidad, la palabra clave

Indicó la lideresa latina que las solicitudes para el capital de emergencia pueden comenzar tan pronto como esta semana, con los prestamistas utilizando sus propios sistemas y procesos para hacer estos préstamos.

“Seguimos comprometidos a apoyar a los más de 30 millones de pequeñas empresas y a sus empleados de nuestra nación, para que puedan continuar siendo el combustible para el motor económico de nuestra nación “, expresó la directora.

Por su parte el secretario Mnuchin dijo que “esta legislación proporciona préstamos de retención de empleo para pequeñas empresas para proporcionar ocho semanas de nómina y ciertos gastos generales para sostén de los trabajadores empleados”.

El Departamento del Tesoro y la SBA anticiparon que “esperan tener este programa en funcionamiento antes del 3 de abril para que las empresas puedan acudir a un prestamista, banco o cooperativa de crédito SBA 7 (a) participante, solicitar un préstamo y recibir la aprobación el mismo día. Los préstamos serán perdonados siempre que los fondos se utilicen para mantener a los empleados en la nómina y para ciertos otros gastos “.

Para cubrir la nómina y gastos de operación

Coincidieron que el nuevo programa de préstamos ayudará a las pequeñas empresas con su nómina y otros gastos operativos comerciales. Proporcionará capital crítico a las empresas sin requisitos colaterales, garantías personales o tarifas de la SBA, todo con una garantía del 100% de la SBA. Todos los pagos de préstamos serán diferidos por seis meses.

Lo más importante, según la SBA, es que perdonará la parte de los ingresos del préstamo que se utilizan para cubrir las primeras ocho semanas de costos de nómina, alquiler, servicios públicos e intereses hipotecarios.