Entre el 16 de marzo y el 1 de mayo los distritos escolares del condado de San Diego han servido 3 millones de comidas a las familias que componen sus comunidades

La Oficina de Educación del Condado de San Diego (SDCOE) mantiene una lista de todo el condado donde los distritos están ofreciendo comidas para los estudiantes, así como información sobre los sitios de distribución de alimentos en la comunidad.

Cuando los distritos tomaron la decisión de cerrar las escuelas, una de las mayores prioridades fue asegurar que los estudiantes de familias de bajos ingresos siguieran recibiendo suficiente comida.

Aunque la logística era un desafío, con directrices de distanciamiento social y otras preocupaciones, los distritos escolares trabajaron para distribuir alrededor de 300,000 comidas a la semana.

SDCOE apoyó este esfuerzo de varias maneras. Una de esas formas fue trabajar con los distritos y otras organizaciones para asegurarse de que los estudiantes tuvieran acceso a los alimentos, incluso en las zonas rurales donde las escuelas están más dispersas. El equipo de Servicios de Nutrición del Tribunal de Menores y las Escuelas Comunitarias (JCCS) ha dado un paso adelante para que esto suceda, ayudando a los departamentos de servicios alimentarios de los distritos en sus cocinas de producción y sitios de alimentación.

“Los sitios de alimentación de emergencia que están operando en todo el condado son el respaldo de primera línea para las comunidades de nuestro condado más afectadas por la pandemia de COVID-19”, dijo Jerry Smith, supervisor del programa de servicio de alimentos del JCCS. “En mi opinión, estos son los héroes del servicio de alimentos de las escuelas”.

Para servir mejor a las familias del programa del JCCS, el equipo de Servicios de Nutrición se asoció con Feeding San Diego y el Banco de Alimentos de San Diego para entregar cajas de comida a las familias para que pudieran hacer sus propias comidas en casa.