Los duques de Sussex, Harry y Meghan, han dejado las redes sociales y “no planean” recurrir a Twitter o Facebook para promover la labor de su nueva fundación Archewell, informaba The Sunday Times. El periódico, que cita fuentes próximas a la pareja, afincada en Estados Unidos, señala que también “es muy improbable” que regresen a las redes a título personal, tras los ataques sufridos desde que se casaron sobre todo ella. Según detalla el medio, Harry y Meghan, que acumularon más de 10 millones de seguidores en su cuenta oficial real de Instagram, se han desilusionado por el “odio” que encontraron en Internet. De hecho, su cuenta @sussexroyal no ha publicado ningún contenido nuevo desde marzo de 2020.