SAN DIEGO.-  En su proyecto de presupuesto original y desde su toma de posesión como cabeza del gobierno municipal, el alcalde de San Diego, Todd Gloria, propuso reducir el horario de las bibliotecas públicas de la ciudad, y que sólo operaran de martes a sábado.

Esto, de acuerdo con su propio Departamento de Finanzas, significaría un ahorro de $6.9 millones y la reducción de horas se daría pese a que ya se había confirmado los $300 millones que asignará el gobierno federal a causa de la pandemia.

Reacciones de desacuerdo

Sin embargo, durante la Audiencia de Presupuesto   Departamental y de Bibliotecas el jueves 6 de mayo, las reacciones de desacuerdo con esta propuesta se hicieron evidentes y el Alcalde ofreció corregir y que buscaría cambiar de dirección a la propuesta original.

Durante la audiencia, se expresaron comentarios apasionados tanto de los integrantes del Concejo de la Ciudad como de defensores de la comunidad, en apoyo de que se restaure (devuelva)  el presupuesto a las bibliotecas. 

Uno de los participantes clave, sin embargo, fue Patrick Stewart, director ejecutivo de la Fundación de la Biblioteca Pública Central de San Diego.

El funcionario agradeció en principio que se hubiera llevado a cabo esta audiencia,  pues dijo: “alienta fuertemente la restauración de los recortes propuestos al presupuesto de la Biblioteca”.

“Está claro”, anticipó, “que las inversiones largamente esperadas en materiales, recursos electronicos y programación se han reconocido como adiciones necesarias a la capacidad de la biblioteca para servir eficazmente a la comunidad”.

Restaurar recortes de personal

“Sin embargo”, afirmó Stewart, “alentamos al Ayuntamiento a reconocer la necesidad del departamento, de organizar la dotación de personal de una manera efectiva y sostenible, la capacidad de reabrir y brindar estos servicios básicos esenciales en los próximos años”.

En respuesta a las diversas reacciones sobre el tema de las bibliotecas públicas de la ciudad de San Diego, el alcalde Gloria señaló que “estoy comprometido a trabajar con el director de la biblioteca, el Departamento de Finanzas y el Ayuntamiento para ofrecer una propuesta en la revisión del (presente mes) de mayo para restaurar el horario de la biblioteca”.

Añadió que su objetivo “es volver a un horario de siete días a la semana en nuestro sistema de bibliotecas durante el próximo año”.

Dentro de su plan para devolver las horas recortadas anunció que se utilizarían recursos de “un bono de contención” para el presupuesto del Año Fiscal 2022”.

 Y destacó que “la Ciudad continúa trabajando en los detalles y ofrecería más información sobre estas negociaciones, en las próximas semanas.

 La ciudad continúa trabajando en los detalles, dijo, pero prometió que se publicará más información a finales de este mes.

Opuesta a sustitución de personal por tiempo virtual

Una de las voces en desacuerdo con la reducción de horarios planteada originalmente en el presupuesto fue la regidora por el octavo distrito, Vivian Moreno, quien se expresó contraria a que la falta de personal se busque sustituir por tiempo virtual.

Vale hacer mención que la ciudad de San Diego cuenta con 36 biblioteca públicas y un acervo bibliográfico que supera los 5 millones de libros, además de que con frecuencia  se observan decenas de personas esperando que abran la biblioteca principal de San Diego, lo que habla de una población que lee.