Siguen vigentes deportaciones exprés

SAN DIEGO.- Una política de salud pública sigue causando polémica al permitir la expulsión inmediata de migrantes indocumentados que cruzan la frontera de Estados Unidos.

Desde el inicio de la pandemia, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) emitió una orden llamada Título 42 la cual establece que las personas que ingresan ilegalmente a territorio estadounidense pueden ser deportadas de inmediato sin derecho a presentarse ante un juez. 

 “Un mandato por parte del presidente que usa una ley ya muy antigua que dice que en caso de una pandemia, que es lo que estamos viviendo, puede expulsar a personas”, recalcó el activista pro migrante, Pedro Ríos.

Esto otorgó un poder absoluto a los agentes de la Patrulla Fronteriza quienes desde entonces cuentan con la facultad de repatriación al momento de la detención. 

Los menores no acompañados son los únicos que están exentos de esta política.

ORDEN EJECUTADA

La Patrulla Fronteriza Sector San Diego reconoció que ha utilizado este método pero no ha revelado la estadística oficial de cuantos migrantes han sido expulsados bajo esta orden sanitaria.

 “Actualmente si estamos utilizando el Título 42 pero cada persona que es detenida tiene un caso muy individual entonces cada persona es procesada dependiendo la situación”, informó Ángel Moreno, vocero de la Patrulla Fronteriza.

Un año y medio después de la implementación de dicha política que se estableció durante la administración de Donald Trump en el  2020, diferentes asociaciones pro migrantes han solicitado al presidente Joe Biden que ajuste las reglas.

 “Afecta principalmente a migrantes mexicanos, centroamericanos y es ahí donde vemos donde se aplica una discriminación, se inició con Trump pero la continúa Biden”, señaló el activista Ríos.

Actualmente se prepara una demanda en contra de la administración federal pero en múltiples ocasiones funcionarios federales han establecido que esto se trata de una orden emitida por autoridades de salud.

Por ello, el Título 42 seguirá generando inconformidad en un sector de la población pero permanecerá vigente por tiempo indefinido.