Detectan seis cruces marítimos ilegales en nueve días

SAN DIEGO.- Por mar, los traficantes han trazado una peligrosa ruta para tratar de ingresar migrantes de manera ilegal en Estados Unidos.

“Con el muro que es más alto algunos prefieren arriesgarse por la playa”, confesó Servando, mexicano deportado que hoy habita en un albergue de Tijuana.

A pesar del riesgo, en las costas de California se ha registrado un repunte de cruces marítimos ilegales.

Durante las últimas semanas de agosto los agentes de la patrulla fronteriza (USBP) del Sector San Diego detectaron 6 hechos diferentes de contrabando de personas en tan solo 9 días.

Desde el 1 de octubre de 2020 a finales de agosto de este año, USBP Sector San Diego interceptó 312 eventos de contrabando de personas a través del mar, logró 1,654 arrestos en dichos incidentes, 146 embarcaciones se confiscaron y casi mil trescientos kilos de narcóticos se decomisaron en aguas territoriales de Estados Unidos.

INCIDENTES EN DIAS

El último repunte de tráfico marítimo ocurrió del 12 al 20 de agosto en el Sector San Diego.

El primer incidente se detectó el 12 de agosto cuando fueron detenidos 20 migrantes en la zona de Staircase Beach.

El segundo reporte se atendió dos días después cuando fueron interceptados cuatro adultos y un menor de edad, todos mexicanos, en una panga cerca de la zona de Long Beach.  

El domingo 15 de agosto, en dos hechos diferentes, los agentes de USBP detuvieron a 7 personas en Newport Harbor y en Dana Harbor.

El quinto evento de tráfico de migrantes se registró el 18 de agosto cuando se detectó a una embarcación tipo panga cerca de la calle Nautilus en La Jolla donde fueron arrestados 15 adultos por no contar con documentos de permanencia en el territorio.

El sexto incidente se registró el viernes 20 de agosto cuando una embarcación cerca de Point Dume quedó atrapada cerca de la costa donde fueron arrestadas 22 personas.

 “Los contrabandistas despiadados y sin escrúpulos continúan exponiendo a personas, hombres, mujeres y niños indocumentados a los graves peligros asociados con el contrabando marítimo, incluidos casos de hipotermia y ahogamientos”, finalizó a través de un comunicado Brandon Tucker, subdirector de Operaciones de la Rama Aérea y Marina de San Diego.